vr-11-19-014-cenizasft.jpg

El presidente de Comisión de Energía del Senado, Larry Seilhamer, se mostró complacido con el aval de la Asamblea Legislativa al proyecto de ley que prohíbe el depósito de cenizas de carbón en vertederos, pero permite el almacenaje de este residuo en la sede de la fábrica carbonera AES en Guayama hasta un máximo de 180 días.

El Proyecto del Senado 1221 (PS 1221) será enviado a La Fortaleza para la firma de la gobernadora Wanda Vázquez luego de que el Senado concurriera ayer con las enmiendas que la Cámara de Representantes insertó de último momento en la medida. Los cambios a la pieza legislativa no se hicieron públicos hasta el pasado jueves, cuando terminó el plazo de aprobación de medidas de la presente sesión.

El grupo de lucha Campamento contra las Cenizas de Peñuelas —que se originó en el barrio Tallaboa— se mostró complacido con las enmiendas que se introdujeron en la Cámara y que en síntesis añaden nuevas definiciones al proyecto, que ahora queda en manos del Ejecutivo.

“A grandes rasgos las enmiendas añaden detalles de definiciones y de todas las posibilidades de cenizas. También aclara un asunto en términos de depósito y disposición. Así que es bien amplío y abarcador en términos de definiciones. En segundo lugar, uno de los asuntos que atiende es que prohíbe tajantemente los residuos de combustión de carbón no encapsulados independientemente de si se pueden considerar como un uso beneficioso”, señaló Seilhamer.

Dijo que la medida tiene como consecuencia la prohibición total de utilizar productos como el Agremax —una mezcla que tiene como componente las cenizas de carbón— en las carreteras, productos de construcción y en los sistemas de relleno sanitario (vertederos).

No obstante, aceptó que la medida permite el almacenaje de cenizas en la fábrica por un periodo de 180 días y que se le requerirá un informe mensual a fábricas como AES para conocer cuántos residuos producen y cuántos han dispuesto. “Pueden estar a la intemperie (las cenizas), pero por un tiempo no mayor de 180 días a partir del momento de su producción”, afirmó.

“Eso ahora se reglamenta para que tengan que sacarlo y lo que pasa es que antes no los obligaba a sacar bajo la excusa o la justificación de que era Agremax”, abundó. A preguntas de EL VOCERO, Seilhamer especificó que el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) tendrá que crear un reglamento que incluya multas para las empresas que se extiendan del periodo permitido para el almacenaje de las cenizas producto de la quema de carbón para la producción de energía eléctrica. El DRNA se encuentra sin un secretario en propiedad.

“Hay una logística porque ellos (AES) generan... creo que 20,000 toneladas por mes y necesitan una logística para transportar eso fuera de Puerto Rico y en el contrato original establece los 180 días. Si nosotros quitamos eso estamos quizás socavando o alterando unas disposiciones contractuales”, expresó Seilhamer, quien insistió en que será obligatorio que AES saque las cenizas de la Isla.

De acuerdo a la medida, se permitirá el almacenamiento controlado en tanques y silos para disposición futura mediante la manufactura de cemento, hormigón, concreto y cualquier “otro uso beneficioso”.

Los líderes de la lucha contra la quema de carbón y el depósito de cenizas enviaron una carta a la gobernadora en la que enfatizaron que esta debe cumplir su palabra de convertir en ley el PS1221 tan pronto llegue a sus manos. Seilhamer, por su parte, dijo que no existió un compromiso de Vázquez con la Legislatura en firmar la medida, pero sí una promesa a los líderes ambientalistas de Peñuelas y Guayama.