Girl receiving coronavirus vaccine at doctor's office
Cuando inició la pandemia de covid-19 en la Isla el año pasado, muchos padres dejaron de llevar sus hijos a vacunar. >Suministrada

La subsecretaria del Departamento de Salud, Iris Cardona y otros salubristas, urgieron de los padres a que no dejen de gestionar la cita para vacunar a sus hijos contra varias enfermedades, luego de que en el último año hubo temor de llevarlos a inocular debido a la pandemia de covid-19.

Cardona expresó a EL VOCERO que en el último año hubo una baja de 30% en la vacunación de menores, y aunque los números han mejorado, todavía no se llega a cifras adecuadas. Vale destacar que la vacuna contra el covid-19 no puede ser administrada a menores de 16 años.

“Las restricciones y el ‘lockdown’ en las últimas semanas de marzo (del año pasado) provocaron el cierre de muchas oficinas médicas, incluyendo pediatras y centros de vacunación. Posteriormente la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamado para que se entendiera que los servicios de vacunación eran servicios esenciales”, explicó Cardona sobre la drástica baja de vacunaciones en el último año.

Indicó, además, que durante los primeros meses de la pandemia, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) publicaron un reporte en el que levantaron bandera por el retraso en la vacunación de los menores.

Explicó que aunque las oficinas médicas comenzaron a abrir y las clínicas de vacunación retomaron operaciones, no se ha despejado del todo la renuencia de parte de algunas familias de llevar a los menores a vacunar por miedo a contagiarse con el covid-19. “Los mismos padres no llevaban a los niños a vacunar”, señaló la funcionaria, y agregó que hay que insistir en que se proteja a los menores contra las demás enfermedades.

Señaló que el cierre de escuelas postergó los requisitos de vacunación para los estudiantes, por lo que los padres no vieron entonces la necesidad de llevar a sus hijos a los centros de vacunación.

“El servicio de vacunas no se ha detenido. Los servicios se han estado dando con la mayoría de los proveedores y se han tenido que dividir los esfuerzos, pero estamos aprovechando esta semana para que se cumpla (con el objetivo de la vacunación infantil)”, afirmó, en momentos en que se celebra la Semana de Vacunación en las Américas.

“Nos hemos recuperado. No queremos ver que esto tenga un impacto mayor... Lo que más nos preocupa es que haya 10, 20, 30 niños sin vacunas”, sostuvo Cardona.

Reconocen retraso

Lilliam Rodríguez, presidenta de Voces Puerto Rico, admitió que la merma en la vacunación de menores levantó preocupación cuando comenzó la pandemia y por ello lanzaron una campaña de vacunación esta semana titulada Las vacunas nos acercan.

“Esta campaña es precisamente para que retomemos —tanto los padres como todos los que tenemos cierta responsabilidad en el proceso de vacunación de nuestros niños y adolescente— la importancia de que las demás vacunas se sigan administrando”, explicó Rodríguez a EL VOCERO. “El cierre que hubo al principio con las clínicas y las escuelas lo veo como una acumulación de situaciones que pudieran estar afectando de alguna manera el mantener nuestras vacunas al día”, abundó.

vacunas 2
Iris Cardona, directora del Programa de Vacunación del Departamento de Salud, destacó la importancia de la vacunación en los menores. >Brandon Cruz González / EL VOCERO

Mientras que Inés Esquilín, infectóloga pediátrica, admitió que es un hecho que ha habido miedo entre algunos padres de llevar a los niños a las citas médicas por preocupación al contagio con covid-19.

“Muchos papás, por miedo, no han llevado a sus hijos a sus citas médicas y no han puesto al día las vacunas de los niños”, afirmó Esquilín, y señaló que es importante destacar que las clínicas están abiertas, se atiende por cita previa y se vela el cumplimiento de las medidas de salubridad para evitar contagios.

Indicó que la Academia Americana de Pediatría ha resaltado la importancia de vacunarse, “así que los pediatras están enfatizando en esto”.

Sanet Torres, infectóloga pediátrica del Hospital San Jorge, indicó que aunque hubo situaciones el pasado año, en la actualidad no ha visto rezago mayor.

“Hubo una mayor preocupación a inicios de la pandemia, y se vieron afectados los servicios de salud. Pero una vez se empezaron a abrir las oficinas, los padres han comenzado a llegar”, señaló, y exhortó a que los padres saquen cita en las clínicas pediátricas para mantener al día las vacunas de los menores.

Alerta mundial

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicó recientemente un reporte que alerta sobre millones de personas en riesgo a nivel mundial por el retraso de otras vacunas, que no son las del covid-19.

En el documento se señala que la pandemia ha pospuesto 60 campañas de vacunación masiva en 50 países, “lo que coloca en riesgo de contraer enfermedades como el sarampión, la fiebre amarilla y la poliomielitis a unos 228 millones de personas, en su mayoría niños”.

La ONU informó que alrededor de 50 millones de niños alrededor del mundo no han sido debidamente vacunados a raíz de la crisis pandémica.

“Las vacunas son una de las invenciones más poderosas en la historia de la humanidad. Gracias a ellas estamos acabando con la polio, por ejemplo... Las vacunas nos dan luz al final del túnel, pero la vacunación se ha suspendido en muchos países a causa del covid-19”, informó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud, según reseña el informe de la ONU.

Periodista y asistente en Mesa de Información.