Ricardo Llerandi

El secretario de la Gobernación, Ricardo Llerandi.

En el cuarto día de manifestaciones en La Fortaleza, el secretario de la Gobernación, Ricardo Llerandi, aseguró que no minimiza las protestas a la que se han unido miles de personas en el Viejo San Juan para exigir la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló.

Sin embargo, descartó que el primer ejecutivo dejará su silla pese al contundente reclamo de ciudadanos —en la Isla y en países como Estados Unidos y España— que han mostrado su repudio al contenido de un chat divulgado el sábado, en el que el gobernador y allegados a su gobierno usan comentarios misóginos y homofóbicos.

En una conferencia de prensa desde La Fortaleza, Llerandi pidió “cordura” a la multitud que comenzó a aglutinarse por cuarto día seguido en la calle Fortaleza al señalar que sus acciones “tienen impactos colaterales” sobre la economía, turistas y residentes del Viejo San Juan.

El funcionario —que también participó en el chat de Telegram— sostuvo que el grupo de manifestantes que persistió hasta pasada la medianoche entre fuegos y encontronazos con las autoridades no son representativos del derecho del pueblo a manifestarse, mas sí aquellos que “no incurrieron en actividad delictiva”.

“El verdadero Puerto Rico no es el que lanza piedras o agrede policías, es el que cuando se indigna sale a la calle y lo deja saber”, planteó. “El llamado es a la cordura, el derecho a manifestarse les asiste a todos los ciudadanos, la forma y manera —siempre que sea bajo la ley y el orden— tienen el derecho a hacerlo”.

“Yo estoy seguro que la vasta mayoría de Puerto Rico rechaza los actos violentos que acontecieron en el día de ayer, y ese es el Puerto Rico al cual yo me refiero, porque a mí me representan esas personas que estaban afuera indignadas por la situación y manifestándose. A mí no me representa el grupo que actuó con violencia”, esbozó.

A preguntas insistentes de la prensa sobre el llamado de amplios sectores que exigen la renuncia de Rosselló, Llerandi dejó claro que el primer ejecutivo no tiene intenciones de abandonar su puesto. A esto, agregó que quienes piden la renuncia, pueden expresarlo así en las próximas elecciones.

“¿Dónde está la representatividad de ellos (los manifestantes) y su derecho? En 15 meses hay unas elecciones. En 15 meses el ordenamiento jurídico y constitucional en Puerto Rico establece que el pueblo puede manifestar su aprobación o rechazo y escoger quién gobernará en el próximo término”, dijo.

Llerandi insistió en que no invisibilizan las manifestaciones, y reconoció que se trata de un movimiento “sin precedentes”.

“Yo puedo comprender (la frustración), porque a mí no me gustaron muchas de las aseveraciones que hicieron ahí (en el chat), y entiendo la frustración, entiendo la molestia, pero también tenemos todos una obligación para que puedan correr los procesos, para que puedan darse espacio a que cuando llegue ese momento, el pueblo manifieste como ha hecho a través de nuestra historia, su apoyo o rechazo, del gobernador estar en la papeleta”, concluyó.