Wayne Stensbt

Wayne Stensbt, presidente y CEO de Luma Energy. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

Wayne Stensby, presidente y principal oficial ejecutivo (CEO) de la empresa privatizadora de los servicios de transmisión y distribución (T&D) de energía eléctrica, LUMA Energy, aseguró el domingo que su empresa “operará dentro de la estructura de costos” acordada con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

“Entendemos que el costo y la asequibilidad de la electricidad es muy importante aquí. Así que a nombre de LUMA, puedo asegurar que LUMA no se saldrá de esa estructura de costos. Tenemos que encontrar áreas de ahorro para mantener las tarifas”, aseguró Stensby.

“El trabajo de LUMA es proveerles a los puertorriqueños electricidad confiable para sus hogares y negocios. Estos planes, presupuestos, métricas y principios detallan la misión de LUMA de transformar el sistema de energía eléctrica de Puerto Rico en uno centrado en el cliente, confiable, resistente y sostenible, con precios razonables”, señaló Stensby, quien, no obstante, evitó ofrecer cifras generales sobre los estimados de presupuesto para los primeros tres años del contrato con la AEE.

Stensby admitió que tras la inspección de la infraestructura de T&D de la AEE la conclusión es que se encuentra en “estado de fragilidad” y que continúa deteriorándose a pesar de las gestiones de la corporación pública.

Entre los hallazgos, Stensby mencionó postes y cables de transmisión deteriorados, equipo averiado y vegetación que presenta riesgos para serias y mayores averías.

La estrategia que LUMA desarrollará a partir del 1ro de junio —fecha en la que asumirá la responsabilidad de la transmisión y distribución de energía— atenderá primero las áreas que están por debajo de los estándares de operación y que representan mayor riesgo de seguridad para los clientes y los trabajadores de la empresa.

Cuestionado sobre la eficacia de las reparaciones de urgencia —habida cuenta de que la empresa asumirá sus responsabilidades el mismo día en que inicia la temporada de huracanes— el ejecutivo de LUMA señaló que el acceso al personal, equipo y piezas de repuesto en la Isla les permitirá ejecutar el trabajo de una manera segura.

“A pesar de que este es un plan con presupuestos para tres años, en muchos aspectos este es como un plan para 10 años. Se trata de una cantidad sustancial de trabajo a lo largo de varios años y sujeto al financiamiento de FEMA”, señaló Stensby. “Así que, si se piensa en términos del trabajo que estaremos haciendo en los primeros tres o cuatro meses, esta es la mayor de nuestras prioridades… Ciertamente los primeros meses de trabajo serán muy retadores porque no es menos cierto que no tendremos tiempo para hacer todas las mejoras que son necesarias”, añadió.

Sin embargo, a tres meses del inicio de la temporada de huracanes, LUMA sólo cuenta con unos 100 empleados para poner en marcha los preparativos para las operaciones que entrarán en función a partir del 1ro de junio.

“Esos son suficientes para continuar con nuestro proceso de reclutamiento… pero estaremos moviéndonos rápidamente hacia una organización significativamente más grande de, literalmente, miles de empleados”, aseguró Stensby, aunque tampoco pudo precisar cuántos de los empleados de la AEE han sido contratos por LUMA, o han mostrado interés en trabajar para esa empresa.

Tags