Ricardo Rosselló

El gobernador Ricardo Rosselló se mantiene firme en que no renunciará.

Más de 200,000 puertorriqueños han firmado una petición para que el gobernador Ricardo Rosselló renuncie en medio del escándalo por el chat de Telegram que ha salpicado a su administración y que ha causado la renuncia y destitución de los funcionarios más altos del gobierno el sábado.

La petición fue creada por PUEBLO DE PUERTO RICO hace seis días, pero ha tomado auge en los últimos días con la revelación de la totalidad del chat por el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) y las renuncias subsiguientes a su publicación, como la del secretario de Estado, Luis G. Rivera Marín.

“Exigimos la renuncia del Gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló Nevares, por su incompetencia y falta de madurez para gobernar y por los continuos señalamientos de corrupción en las más altas esferas de su gabinete”, lee la petición que han firmado más de 204,561 ciudadanos al momento.

La petición, titulada EXIGIMOS LA RENUNCIA DEL GOBERNADOR DE PUERTO RICO RICARDO ROSSELLÓ NEVARES, también denuncia los actos de corrupción que han sacudido la administración actual tras los arrestos de la exsecretaria de Educación, Julia Keleher y la exdirectora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud (ASES), Ángela Ávila.

“Basta ya de tantos contratos cuestionables a amigos, basta ya de poner sus intereses primeros antes de la salud y porvenir de un pueblo, basta ya de decir que no sabía nada. Ya es hora de que usted como primera figura de este país de la cara y que acepte todo este desastre que usted ha propiciado y RENUNCIE”, lee la petición.

Alcaldes del Partido Nuevo Progresistas (PNP), legisladores y otros altos funcionarios, como la comisionada residente Jenniffer González Colón, retiraron su apoyo al primer ejecutivo tras la publicación de las 889 páginas en las que Rosselló y sus más cercanos funcionarios se expresan de manera homofóbica y sexista.

Se estima que sobre 100,000 ciudadanos asistieron ayer a la manifestación masiva convocada por más de una docena de artistas y organizaciones para exigir la renuncia de Rosselló.

Sin embargo, el primer ejecutivo se mantiene firme en que no abandonará su silla y afirmó hoy en declaraciones escritas que "tengo el compromiso, más fuerte que nunca, de llevar a cabo la política pública por la que tanto hemos trabajado en todas las áreas de gobierno".

En las elecciones generales de 2016, Rosselló obtuvo 660,510 votos. Esto representa el 42% del electorado.