Covid-19

Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

El gobernador Pedro Pierluisi no descartó enmendar la orden ejecutiva sobre el Covid-19 para reflejar la realidad de los contagios en la Isla. Reiteró que la orden actual está vigente hasta el 7 de febrero y que considerará si es necesario enmendar la misma.

“Mi intención al momento es que se mantiene la orden como está. Yo no estoy vislumbrando un cambio en esa orden en los próximos días. Cuando expire, que me dicen que será el 7 de febrero, antes de esa fecha estaré evaluando la orden y, de ser necesaria una modificación, la haré en ese entonces”, sentenció.

Durante una conferencia de prensa hoy, el gobernador afirmó que el País recibiría un dinero de la Agencia Federal de Manejo de Emergencia (FEMA, por sus siglas en inglés) y que estos fondos podrían utilizarse para comprar un millón de vacunas contra el Covid-19.

Sin embargo, su portavoz de prensa Sheila Angleró luego aclaró que la información que recibió el gobernador no fue la correcta y que el dinero no podría utilizarse para compra de vacunas.

Los fondos federales, estimados en poco más de $150 millones, serán utilizados para otros asuntos relacionados con los gastos de la pandemia.

Entre los usos permitidos de estos fondos está la compra de equipo de protección para el personal de primera respuesta, equipo médico, alquiler de camiones refrigerados para la transportación de las vacunas, pago de alquiler de locales para almacenar las vacunas o de lugares donde realizar vacunaciones masivas, contratación de personal adicional para manejar la pandemia y para crear campañas de orientación sobre el virus y la vacunación.