Manuel Torres Nieves
Torres Nieves fue secretario del Senado. >Archivo/EL VOCERO

Manuel Torres Nieves, designado jefe de la Oficina del Contralor, defendió su nombramiento ante los intentos del Senado de enmendar la ley para que la persona que ocupe ese cargo tenga formación como Contador Público Autorizado (CPA).

Torres Nieves no es CPA, pero sí cuenta con amplia experiencia en el mundo legislativo y fungió en el pasado como contralor electoral. La medida senatorial que tendría el efecto de descalificar el nombramiento de Torres Nieves es el foco de la controversia en la vista que celebra hoy la Comisión de Nombramientos del Senado en el Salón Leopoldo Figueroa.

Luego de hacer un recorrido por la historia de la oficina del Contralor y la Constitución de Puerto Rico, Torres Nieves dejó entrever que para ocupar la jefatura de esa entidad no se debe imponer requisitos adicionales a los ya existentes y afirmó que está preparado profesionalmente para el cargo.

“En el momento en que los padres de la Constitución debatían la creación del cargo de Contralor, tenían ante ellos la facultad de disponer requisitos académicos y profesionales específicos para ocupar dicho cargo y no lo hicieron. Le dejaron esa discreción tanto al gobernador como a la Asamblea Legislativa. Sin embargo, desde entonces, se han constituido 12 administraciones distintas, 12 asambleas legislativas y hemos tenido diez gobernadores distintos y nunca se ha aprobado requisitos adicionales fuera de la edad, ciudadanía y residencia”, expresó el nominado.

En su ponencia, Torres Nieves destacó además su trayectoria de 36 años en el servicio público como el primer contralor electoral de la Isla y sus contribuciones a la Legislatura. Igualmente, a preguntas sobre su ideal político y cómo eso influirá en sus labores como contralor, Torres Nieves mencionó que no ocupa una posición política en el Partido Nuevo Progresista (PNP) desde 2001 y que no ha hecho donativos políticos desde 2004.

“Teniendo en mi haber dos títulos postgraduados, maestría en administración pública y la certificación de examinador de fraude, y la experiencia de auditar fondos públicos y privados, como el primer contralor electoral, entendemos que no solo cumplimos con los requisitos constitucionales y de ley, sino con el historial de vocación de servicio y conocimiento de las estructuras gubernamentales”, sostuvo.

Reiteró que la figura del contralor es de “índole fiscalizadora y no de pre intervención para diseñar presupuestos o balancear los ingresos y gastos”. Sin embargo, expuso que no minimiza la profesión del CPA, y reiteró que bajo las condiciones actuales cumple con los requisitos para ser confirmado.

Suenan voces en contra

La Comisión de Nombramientos recibió ponencias en contra del nombramiento de Torres Nieves por parte del CPA y excontralor de Puerto Rico, Manuel Díaz Saldaña, y del catedrático de contabilidad de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Río Piedras, José González Taboada.

Díaz Saldaña señaló que “Torres Nieves no debe ser confirmado” porque “no posee la preparación y experiencia en el campo de la contabilidad y de la auditoría”.

“El contralor debe disponer de la mayor cantidad posible de conocimientos y habilidades relacionados con el proceso de auditoría que realiza la Oficina del Contralor en las agencias del gobierno y municipios”, afirmó.

Mientras que González Taboada dijo que conoce y fue profesor de Torres Nieves, y que es “buen ser humano”. “Pero ni su experiencia como secretario del Senado ni su experiencia como contralor electoral le cualifican para ser contralor de Puerto Rico. Este nombramiento es un premio a la lealtad de un partido político y a un líder de ese partido”, dijo.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.