reglamento
El presidente cameral, Rafael “Tatito” Hernández. > Josian E. Bruno Gómez / EL VOCERO

La Cámara de Representantes se dispone a aprobar hoy el nuevo reglamento que regirá los procesos parlamentarios en el cuerpo legislativo por los próximos cuatro años, el cual integra de manera obligatoria la celebración de una sesión de enmiendas —en inglés ‘markup session’— para que los cambios a los proyectos se discutan en la comisión que los origina y lo que vaya al pleno sea el debate o las enmiendas en sala sin ninguna sorpresa.

El comienzo de cada Asamblea Legislativa implica la aprobación de un nuevo reglamento que queda a discreción del presidente de cada cuerpo.

El líder cameral, Rafael “Tatito” Hernández, radicó la Resolución de la Cámara 161, en la que se plasma el contenido de las nuevas reglas, aunque la versión original recibirá cambios antes de aprobarse en la sesión de hoy, supo EL VOCERO. Allí también se ratificarían las comisiones legislativas que existirán este cuatrienio y serán nombrados sus presidentes.

“Nosotros vamos a aprobar un reglamento novel y de muchos cambios que actualizan lo que es la estructura administrativa de los procesos parlamentarios en la Cámara, donde les damos más tiempos a las minorías, no discrimina hacia ellos y en un proceso de una transparencia donde el ciudadano va a poder apreciar desde que se radica una legislación, los procesos de vistas públicas, la intención para participar y llevar su opinión hasta el trabajo final de la comisión, donde se inicie el proceso de ‘markup’, que es algo novel de esta Asamblea Legislativa”, manifestó Hernández.

Visibilidad al contenido

Las sesiones de ‘markup’ —similar a como ocurre en el Congreso federal— servirán para que las comisiones detallen las enmiendas que harán a los distintos proyectos de ley antes de aprobarlos. Esto evitaría, por ejemplo, los llamados descargues de medidas y daría mayor visibilidad a su contenido.

“Así que antes del debate la ciudadanía va a conocer si esa medida le afecta, cuál es el efecto que tiene y puede llegar a cabildear, manifestarse o repudiar la política pública de esa legislación antes de llegar al pleno”, explicó Hernández.

El reglamento de más de 170 páginas también concede más tiempo de participación a los legisladores de minoría en las vistas públicas. El cuatrienio pasado permitían cinco minutos para las minorías; ahora serán 15 minutos para los portavoces y 10 para cada integrante. Además, restituye los turnos iniciales en las sesiones legislativas, que es un espacio de cinco minutos para que los legisladores puedan expresarse sobre temas de interés público. El cuatrienio pasado, bajo la administración del Partido Nuevo Progresista (PNP), solo se permitían turnos finales, frecuentemente utilizados por la mayoría parlamentaria.

Según el documento, de ahora en adelante la Cámara sesionará los lunes y los jueves a partir de la 1:00 de la tarde, salvo que el cuerpo legislativo acuerde por mayoría absoluta alterar el horario.

“Otro dato importante es que no son solo las vistas de ‘markup’, sino que se hará obligatorio la presentación formal de las medidas en el hemiciclo, y el debate. Al que tenga oposición pues hay que darle espacio. De forma tácita no habrá esta dinámica de los descargues ni nada porque en la práctica hay que analizar y fomentar ese choque de ideas, y el proceso de la legislación te da ese espacio para que eso se cumpla”, abundó Hernández.

El representante independentista Denis Márquez aplaudió las disposiciones del reglamento que conceden mayor participación a los partidos de oposición, aunque advirtió que hay asuntos con los que no está de acuerdo.

“Sometimos enmiendas y hay otros aspectos del reglamento que no estamos de acuerdo. Como el que, por ejemplo, se pueda aprobar de manera tácita el dejar sin efecto el reglamento. Eso es preocupante. Igual, mantienen el asunto de los comités de conferencia, que no funciona. Es un fantasma legislativo y no hay ningún tipo de voluntad para trabajar con eso”, explicó Márquez.

Dijo además que propuso integrar la perspectiva de género en la forma en que se analiza la legislación, pero que el presidente no aceptó esa enmienda. “Tatito anuncia aquí con bombos y platillos que el autor de la medida o presidente de la comisión tiene que anunciar en el hemiciclo el proyecto, pero en el reglamento le pone una coletilla de que el presidente puede dejar eso sin efecto”, señaló.

Constituirán las comisiones 

Esa cámara legislativa configuraría hoy también las comisiones legislativas. La Comisión de Gobierno será presidida por el representante popular Jesús Manuel Ortiz, la Comisión de Hacienda y Presupuesto por el popular Jesús Santa y la Comisión de Autonomía Municipal, Descentralización y Regionalización por el representante popular Juan José Santiago.

La nueva Cámara también sumaría nuevas comisiones a las ya existentes durante años. Estas son: Comisión para el Estudio de Derechos Constitucionales y de Propuestas de enmiendas a la Constitución y de Asuntos Electorales, Comisión de Anticorrupción e Integridad Pública, Comisión de Asuntos Laborales y Transformación del Sistema de Pensiones para un Retiro Digno, Comisión de Bienestar Social y Personas con Discapacidad, Comisión de Impacto Comunitario, Comisión de Fiscalización de Fondos Públicos, Comisión para el Desarrollo y la Fiscalización de Fondos Públicos de San Juan, Aguas Buenas Bayamón, Cataño y Guaynabo y la Comisión de Recursos Naturales, Asuntos Ambientales y Reciclaje.

Asimismo, crearán comisiones separadas para el desarrollo y la fiscalización de fondos públicos de las regiones noreste, este, oeste, sur central, sureste, suroeste y noroeste. Otras que se suman son la Comisión de Seguridad Pública, Ciencia y Tecnología y la Comisión para la Preparación, Reconstrucción, y Reorganización ante una Emergencia.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.