María Conte

María Conte Miller informó que 10 patólogos están a cargo de las autopsias que se realizan en la Isla.

Del cúmulo de más de 2,000 muestras con material genético de presuntos casos de abuso sexual, conocidas como ‘safe kits’ y que llevan años sin evaluar en el Negociado de Ciencias Forenses (NCF), se enviaron 750 a un laboratorio de Estados Unidos para su correspondiente análisis, informó ayer la comisionada de la agencia, María Conte Miller.

“Quedan unos 1,000 y pico que estamos en trámites para que también comiencen los análisis”, expresó la experimentada patóloga, quien reconoció que los ‘safe kits’ que llegaron recientemente a la agencia no necesariamente serán atendidos de inmediato.

“Ahora tengo que establecer un plan para que esos (’safe kits’ que siguen llegando al negociado) no se queden atrás y no vuelva a ocurrir. Lo que se ha trabajado es el ‘backlog’ (atraso)”, mencionó.

El pasado 16 de abril se anunció que un laboratorio del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) analizaría cerca de 300 ‘safe kits’ en casos de menores de edad que estaban pendientes en el NCF.

Además, la recién confirmada comisionada indicó que devengará un salario de $210,000 anuales por su puesto como patólogo III, aunque desconoce todavía de cuánto será su diferencial por el trabajo administrativo que realizará como jefa del negociado.

“Tengo un sueldo de patóloga, que es el sueldo de patólogo III, que son $210,000 (anuales) y estoy en conversaciones. No sé cuánto, pero se supone que reciba un diferencial por trabajo administrativo”, dijo Conte Miller, en un aparte con la prensa en el Capitolio, al explicar que su salario se debe a que cuando salió de la agencia estatal ocupaba el puesto de patólogo III.

Baja en casos de autopsias

Conte Miller indicó que el número de autopsias acumuladas ha bajado de 101 a 73, lo que equivale a una reducción de 28 casos. A modo de comparación sobre la cantidad de casos que había hace un año, mencionó que en aquel entonces el promedio se mantenía en los 100 casos de autopsias o más. “Entiendo que ha habido una mejoría”, sostuvo.

“He estado activamente trabajando en la sala de autopsias, pero sobre todo ha sido un trabajo en equipo donde todos los patólogos y los ayudantes han colaborado en un plan de trabajo para poner al día los casos. Eso no lo hace una sola persona”, mencionó.

A preguntas de la prensa sobre si esos casos trabajados incluyen los cadáveres de la masacre ocurrida el 14 de octubre en el residencial Ernesto Ramos Antonini de Río Piedras y que cobró la vida de seis personas, respondió: “Eso no se ha trabajado todavía, pero ya los patólogos comenzaron ayer (lunes)”.

“Son de suma dificultad. Estamos trabajando los casos de acuerdo a la prioridad que tengan porque han sido reclamados por su familia y el grado de dificultad del caso. Esos casos requieren —los de la masacre— de unas pruebas especiales, de una prueba de radiografía. Son más complicados”, abundó la funcionaria.

Sin interés los patólogos

De igual forma, Conte Miller reconoció que todavía no se han recibido solicitudes de patólogos que tengan interés de ingresar al negociado.

“Hay que ir a los foros donde los patólogos procuran ese tipo de trabajo, porque una convocatoria en pr.gov... los patólogos de Estados Unidos no creo que ellos miren ahí”, abundó.

Detalló que la escala salarial de los patólogos se revisó y ahora el salario básico es de $150,000 anuales, seguido por uno intermedio de $180,000 y un máximo de $210,000 anuales.

En ese sentido, mencionó que también se revisará el salario de los demás especialistas que están laborando para el negociado. Añadió que la excomisionada interina del NCF, Luz A. Silva Torres, fue sumamente diligente en ese sentido y envió un plan al Departamento de Seguridad Pública (DSP) que está bajo evaluación.

Asimismo, Conte Miller mencionó que actualmente la agencia tiene 10 patólogos y dos médicos que certifican casos que no requieren de autopsia.

“Se han mantenido. La persona adicional ha sido esta servidora. Eran nueve y ahora somos 10. Hay seis regulares, cuatro por contrato —incluyéndome— y dos que firman casos”, subrayó la titular de Ciencias Forenses.