Ley Retiro Digno, Manifestacion, Marcha

El Capitolio ha sido escenario de incontables manifestaciones de empleados públicos en reclamo a la protección de sus pensiones. >Josian E. Bruno Gómez / EL VOCERO

La determinación que hizo ayer la jueza de quiebras Laura Taylor Swain declarando nula la Ley de Retiro Digno avivó la indignación de los grupos de pensionados que entienden que se afectarán cientos de miles de personas retiradas, que se perpetúa el trato colonial hacia Puerto Rico, y entienden que se debe combatir con fuerza en todos los foros posibles.

El colectivo de Construyamos otro Acuerdo —que ha denunciado la falta de auditoría a la deuda— tildó la decisión de “decepcionante, pero no sorprendente” y aseguró que la jueza actuó como un sello de goma de la Junta de Control Fiscal (JCF).

La junta ya había impugnado la Ley de Retiro Digno bajo el argumento de que imponía costos que no estaban contemplados en el Plan Fiscal.

Julio López Varona, director de Construyamos Otro Acuerdo, hizo un llamado a los presidentes de los cuerpos legislativos, Rafael “Tatito” Hernández y José Luis Dalmau, así como al gobernador Pedro Pierluisi, a que apelen la decisión.

“Esperamos que ellos cumplan su palabra de defender la ley y tomen acción”, expresó en comunicado de prensa.

Sonia Palacios, portavoz de Construyamos Otro Acuerdo, sostuvo que la decisión de Swain establece que la Ley de Retiro Digno es contraria a la ley federal Promesa. Detalló que en la ley Promesa se exige que se definan los servicios esenciales, se separe el dinero para cubrirlos, además de que haya un plan de desarrollo económico y que el Plan de Ajuste de la Deuda sea viable, y nada de eso se ha cumplido. Señaló, además, que es contradictorio que la junta impugnara la deuda, pero impulse un plan de reestructuración sin evaluar qué parte se emitió de manera ilegal.

Palacios hizo un llamado a la Legislatura para que dejen “la prisa” en la consideración de este asunto y les pidió que no olviden que según una determinación previa de la juez Swain, el Plan de Ajuste de la Deuda no es posible sin legislación.

“Esperamos que la Legislatura, tan diversa como es, recuerde que ellos unánimemente apoyaron esos principios al aprobar la Ley de Retiro Digno. Si la ley se sostiene salvamos el País y eso es lo que queremos, no que hagan este país un lugar imposible para vivir porque yo no quiero ni puedo irme de aquí, y no hay razón para que mi hijo se tuviera que ir”, indicó en declaraciones a EL VOCERO.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Maestros, Víctor Bonilla Sánchez, sostuvo que ya había advertido que Swain podía inclinarse en contra de la Ley de Retiro Digno y que por eso fue que negociaron una propuesta alterna que incluía el aumento a la aportación patronal para plan médico de $170 y $1,500 millones en beneficios.

“Lamentablemente el magisterio la rechazó. Los maestros prefirieron escuchar otras voces que nunca presentaron alternativas reales si la Ley de Retiro Digno era declarada nula. Esas voces se limitaron a criticarlo todo, sin tener conciencia de las implicaciones… esto quedará en sus conciencias”, comunicó por medio de declaraciones escritas.

No obstante, Bonilla Sánchez afirmó que la asociación “seguirá luchando sin descanso, buscando a través de otros medios y acciones que se le haga justicia al magisterio puertorriqueño”.

Ángel Rodríguez, presidente de la Asociación de Profesores Universitarios (APPU) señaló que no descartan ningún foro como alternativa y que la intención de la junta no es enderezar las finanzas del País sino servir de instrumento para que los acreedores cobren lo suyo lo antes posible.

“Esto pone ahora el peso de defender las pensiones directamente en la Legislatura, que se ha llenado la boca diciendo que no dejarán que se afecten. Ahora es el momento… También cae un peso importante en nosotros los sectores que trabajamos por nuestro País para seguir dando la batalla en todos los frentes posibles y utilizar todas las estrategias”, declaró.