Stephen Muldrow

El jefe de la Fiscalía Federal en Puerto Rico, Stephen Muldrow. >Carlos Rivera Giusti / EL VOCERO

El fiscal federal Stephen Muldrow anunció hoy la asignación de más de tres millones de dólares en subvenciones del Departamento de Justicia para combatir el abuso de drogas y la adicción en Puerto Rico.

Las subvenciones fueron otorgadas por la Oficina de Programas de Justicia (OPJ) del Departamento y son parte de más de 341 millones que se destinan a comunidades de todo el país.

“La crisis de adicción ha cobrado un precio enorme en las familias y comunidades de Estados Unidos, erosionando la salud pública, amenazando la seguridad pública y cobrando decenas de miles de vidas año tras año”, dijo el fiscal general William P. Barr.

Agregó que “a través de las amplias medidas tomadas por esta administración, hemos podido frenar la epidemia de opioides, pero los medicamentos nuevos y poderosos presentan desafíos excepcionales que debemos estar preparados para enfrentar”.

Las drogas ilegales y el uso de drogas ilícitas han cobrado la vida de casi 400 mil estadounidenses desde el cambio de siglo. Los poderosos opioides sintéticos, como el fentanilo, están cobrando un precio enorme en las familias y comunidades, y el surgimiento del uso de metanfetaminas y otros psicoestimulantes está atrayendo a los traficantes y aumentando las tasas de sobredosis.

Hace tres años, el presidente Trump declaró una emergencia de salud pública e inició un enfoque de todo el gobierno dedicado a poner fin a esta tragedia nacional. El Departamento de Justicia ha invertido niveles de financiación sin precedentes para combatir la crisis de adicciones.

“Combatir la crisis de los opioides es una prioridad del Departamento de Justicia. La prevención y el acceso a tratamientos eficaces para el abuso y la adicción a los opioides son fundamentales para luchar contra esta epidemia”, dijo el fiscal Muldrow.

La financiación favorece a los siguientes organismos:

• Municipio de Bayamón: 890,070 dólares para el Programa Integral de Abuso de Opioides, Estimulantes y Sustancias en el Sitio, que brinda asistencia financiera y técnica a jurisdicciones estatales, locales y tribales para reducir el abuso y las muertes de opioides y estimulantes, y mitigar los impactos en las víctimas de delitos.

• Administración de Servicios de Salud Mental y Anti-Adicciones (Assmca), dos millones de dólares para el Programa de Monitoreo de Medicamentos Recetados de Harold Rogers, que mejora la capacidad de las agencias reguladoras y policiales y los funcionarios de salud pública para recolectar y analizar la prescripción de sustancias controladas datos y otros productos químicos programados.

• Departamento de Corrección y Rehabilitación, 217,516 dólares para el Programa de Tratamiento Residencial por Abuso de Sustancias para Prisioneros Estatales, que ayuda a los estados a desarrollar e implementar programas residenciales de tratamiento por abuso de sustancias dentro de las instalaciones correccionales estatales y locales.