Sesión Senado

El Senado de Puerto Rico en sesión. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Rafael "Tatito" Hernández
El presidente de la Cámara, Rafael "Tatito" Hernández. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Rafael 'Tatito' Hernández, presidente de la Cámara de Representantes

Para evaluar con justicia los primeros meses de una nueva administración debemos tener presente las actitudes y las capacidades del líder, los retos heredados que enfrenta y quién le acompaña para enfrentarlos. En lo personal y en lo que ha sido mi interacción con el gobernador, Pedro Pierluisi me da la impresión de una persona centrada y madura, algo que ha carecido el Palacio de Santa Catalina desde hace ya varios cuatrienios. Su actitud, hasta ahora, ha sido muy abierta e inclusiva. Falta por ver si al recrudecerse los conflictos logra mantenerla.

La falta de cohesión en el mensaje, la prioridad de la proyección sobre la sustancia y una “guerra civil” en su propio partido caracterizaron la administración del PNP el pasado cuatrienio. La negación ante lo que significaba una quiebra y el ‘business as usual’ atrasaron los ajustes estructurales necesarios y una correcta y adecuada renegociación de la deuda. Si le sumamos la corrupción institucional, los intentos de ocultar información y las acusaciones de fabricar casos, no es de sorprender la falta de credibilidad ante el electorado de sus instituciones de gobierno y de sus partidos.

Por otro lado, el gobernador básicamente cuenta con ese mismo equipo político que fue el cómplice de todos estos escándalos durante el pasado cuatrienio. Ese liderato en las agencias y ese liderato del Partido Nuevo Progresista en la Asamblea Legislativa es el mismo. El poner orden en su propia colectividad es un desafío en sí.

Los retos son muchos, pero el gobernador debe tener presente que no está solo. Existe una filosofía de gobernanza diferente en la Asamblea Legislativa, un genuino ambiente de colaboración, de corregir los errores del pasado y de trabajar unidos por el futuro de nuestra gente.

Ana Irma Rivera Lassén
Ana Irma Rivera Lassén, senadora del Movimiento Victoria Ciudadana. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Ana Irma Rivera Lassén, presidenta de Movimiento Victoria Ciudadana y portavoz en el Senado del MVC

Los primeros días del gobernador Pierluisi lo ponen de frente a sus contradicciones con la Junta de Control Fiscal —entre otros temas importantes para el País— al no reconocer que a la Junta hay que enfrentarla en su empeño de imponer medidas de austeridad que afectan el asegurar los servicios esenciales y las pensiones. Ya la Junta le ha cuestionado su presupuesto y hasta el dinero que pretende usar para la elección de la llamada delegación de personas cabilderas a Washington, luego del referéndum pasado sobre estatus. De hecho, en este último tema la propia Junta le recuerda que tiene que aprobarse legislación para eso, lo cual pone al gobernador de frente a unas leyes aprobadas para darle facultades como ejecutivo que le corresponden a la legislatura.

Ha prometido defender la UPR y las pensiones, por lo que debería endosar el P. de la C 120, Ley de Retiro digno, que ya se aprobó en la Cámara y se está discutiendo ahora en el Senado, así como el P. del S. 172, Ley de la Universidad de Puerto Rico. Debería defender al pueblo de Puerto Rico y no el contrato de Luma. Igualmente debería reconocer la necesidad de realizar una Asamblea Constitucional de Estatus donde estén todas las fórmulas no territoriales —Estadidad, Independencia y Libre Asociación— e igualmente avanzar a que se apruebe un Código electoral de consenso, democrático y participativo de todos los partidos y el pueblo.

Por último, lo felicitamos por la aprobación de la Orden de Estado de Emergencia por violencia de género y esperamos que pronto pueda firmar la ley prohibiendo las terapias de conversión a menores de edad.

Johnny Méndez

El expresidente de la Cámara de Representantes, Carlos "Johnny" Méndez. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Carlos 'Johnny' Méndez, portavoz de la minoría del PNP en la Cámara de Representantes

Estos primeros meses han sido de grandes retos para nuestro pueblo. Pero se ha logrado mucho. Las históricas cantidades de fondos federales logrados por nuestra comisionada residente Jenniffer González durante los pasados años ahora están siendo desembolsados; eso significa que sobre $2,300 millones entrarán ya —mediante los fondos CDBG-DR— para hacer obra en los 78 municipios. Esto, sin contar con los $912 millones que el Departamento de Educación federal liberó hace unos días atrás para mejorar nuestras escuelas. Hablando de escuelas... liderada por la secretaria de Educación, el regreso gradual a clases presenciales ha sido todo un éxito, contrario al vaticinio de muchos legisladores de la actual mayoría.

En el tema de la salud, cumplimos nuestro compromiso con los viequenses —según plasmado en el presupuesto de 2020-2021— con el desembolso de un millón de dólares para comenzar finalmente la rehabilitación del CDT Susan Centeno. El secretario de Salud ha logrado que Puerto Rico se convierta en la jurisdicción número 8 en el mundo en total de vacunas administradas por habitante, poco más de 30 por cada 100. En la capital federal, el asunto de la admisión de Puerto Rico ha generado niveles de interés jamás antes vistos y el día se aproxima a alcanzar la igualdad, la estadidad.

Estos gigantescos pasos se han logrado a pesar de contar con una legislatura que no ha aprobado ni una sola ley en casi 100 días. Eso jamás había sucedido, ni en otros gobiernos compartidos. Es momento que la delegación del Partido Popular se una a echar adelante a nuestra Isla o se salga del camino, pues hasta ahora han sido inconsecuentes.

Carmelo Ríos

El senador Carmelo Ríos. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

Carmelo Ríos, senador y Secretario General del PNP

Históricamente, los primeros 100 días de una administración pública tienden a marcar el camino que se recorrerá durante el cuatrienio. Estos han sido unos primeros tres meses de grandes logros para el Pueblo de Puerto Rico. Quizás el aspecto más relevante ha sido la masificación de la vacunación de nuestra gente contra el covid-19. El Departamento de Salud, liderando un esfuerzo sin precedentes en el mundo, ha logrado que más de un millón de puertorriqueños se vacunen. Para perspectiva, Puerto Rico supera a la inmensa mayoría de países —incluyendo potencias mundiales como Francia, Alemania, Rusia, China y Japón— en el número de dosis brindadas por cada 100 residentes. Eso es un logro sin paralelos en nuestra historia.

Otros dos aspectos que han sentado la zapata son el desembolso millonario de fondos federales a todos por igual. Luchamos y logramos que sobre $9,200 millones aguantados en Washington, fueran liberados y distribuidos entre nuestros municipios ayudando a los alcaldes de manera directa. A esto le sumamos la exitosa reapertura del sistema escolar público y privado. Nuestros niños, padres y comunidad escolar son los grandes ganadores de este éxito. Como si fuera poco, en marzo logramos la liberación de unos $912 millones de fondos federales para nuestras escuelas. Falta, pero el comienzo ha sido histórico.

Denis Márquez
Denis Márquez, representante por el Partido Independentista Puertorriqueño. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Denis Márquez, representante del PIP

Los primeros tres meses del gobierno de Pedro Pierluisi han estado condicionados a la nueva realidad legislativa que le impide a su partido controlar la legislatura. Esa diversidad provocó que este cuatrienio —distinto al anterior— no fuera iniciado con una avalancha de proyectos de administración y la aprobación de terribles leyes para el País.

Este gobierno ha asumido una dócil posición ante la Junta de Control Fiscal, que incluso ha extendido sus tentáculos hasta en asuntos de procedimientos internos del gobierno. Además, el gobierno se ha posicionado al lado de la Junta en el tema del presupuesto del País y el importante proyecto de Retiro Digno.

Es nefasto para el País la defensa del gobernador y sus funcionarios al leonino e ilegal contrato de privatización de la AEE, y de igual forma a la privatización de los servicios de transportación a Vieques y Culebra, dándole la espalda a los reclamos de los residentes de las islas municipio.

El gobernador tampoco ha comprendido que en el tema fundamental del estatus, las iniciativas unilaterales están condenadas al fracaso y que conviene más al afán descolonizador, dar paso a iniciativas conjuntas.

Finalmente, fue importante la aprobación de un estado de emergencia por violencia de género, y recibir a partidos de la oposición más allá de la antigua formalidad del saludo protocolar.

José Luis Dalmau
El presidente del Senado, José Luis Dalmau. >Archivo/EL VOCERO

 José Luis Dalmau, presidente del Senado

Desde el inicio de esta administración manifestamos nuestro interés y disposición al diálogo y consenso en beneficio del País. Así lo hemos hecho. En el día inaugural de mi presidencia en el Senado adelanté cinco metas estratégicas que representan un primer paso en el desarrollo de un proyecto de país, que pueda articular y activar los ejes de cambio social al que todos aspiramos. Esta nueva agenda se dirige hacia: primero, un gobierno responsable, sensible, justo y transparente; segundo, un desarrollo sostenible, productivo en lo económico y equitativo en lo social; tercero, ser custodios de nuestros recursos naturales y el patrimonio cultural nacional; cuarto, una sociedad saludable, educada, segura y con oportunidades de empleos; y quinto, hacia un Puerto Rico de futuro, con innovación y responsabilidad fiscal.

Así lo hemos encaminado dentro de una legislatura diversa y representativa de todos los sectores. Sin embargo, la administración del gobernador Pedro Pierluisi carece de una agenda clara. No vemos acción y parece haberse detenido en el pasado. No vemos un solo proyecto de su iniciativa para crear empleos, bajar el crimen y mejorar la educación; además de que miles de familias continúan viviendo con toldos azules o casas destruidas, las escuelas del sur siguen en pésimas condiciones, y el covid-19 parece haber comenzado un repunte.

El gobernador sabe que puede contar con la legislatura, pero debe ser proactivo en la ejecución de soluciones. Mientras tanto, el País puede tener la confianza de que continuaremos desde el Senado fiscalizando, exigiéndole acción a las agencias del gobierno.

Bernardo Márquez
José Bernardo Márquez, representante de Movimiento Victoria Ciudadana. >Archivo/EL VOCERO 
 

José Bernardo Márquez, senador del MVC

En sus primeros tres meses, el gobernador ha sido proactivo en la campaña de vacunación contra el covid-19 y muestra alguna voluntad de cambio en temas sociales, pero mantiene un conservadurismo de costumbre en temas económicos. Reconozco y aplaudo las medidas que ha tomado el Ejecutivo para reforzar la lucha contra la violencia de género. Sin embargo, en otros temas medulares para el desarrollo socioeconómico de Puerto Rico, Pierluisi parece claudicar ante la agenda de austeridad de la Junta y ha retomado prácticas erradas del pasado.

Así, por ejemplo, propone mantener tal cual el contrato de LUMA, a pesar de las múltiples críticas y señalamientos; reproduce movidas político-partidistas en organismos importantes para el sector cooperativo y comunitario, como son Cossec y Odsec; y se conduce con timidez en la defensa de derechos laborales y de pensionados, como son las medidas sobre reforma laboral, justicia salarial y retiro digno ante la Asamblea Legislativa. Si bien el gobernador ha sido receptivo a escuchar los reclamos de los diversos partidos al inicio de su gestión, todavía esperamos mayor voluntad de cambio y colaboración al momento de decidir política pública crucial para el desarrollo justo y sustentable de Puerto Rico.