Utuado

Derrumbe de carretera en Utuado. >Peter Amador Rivera / EL VOCERO

Ante las críticas recibidas porque los municipios del oeste y el pueblo de Loíza fueron excluidos en la declaración de desastre mayor emitida para Puerto Rico por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el gobierno aseguró ayer que la notificación no es final y que estos municipios serán incluidos. 

El huracán Fiona azotó la Isla el pasado 18 de septiembre y 58 municipios fueron incluidos en la declaración de desastre, mientras que 20 quedaron en el aire. En la tarde, el gobernador Pedro Pierluisi anunció en sus redes sociales que los ayuntamientos de Mayagüez, Añasco y Hormigueros también habían sido incluidos. 

“Continuaremos trabajando en colaboración para garantizar que toda la ayuda necesaria esté disponible para todos los damnificados en todo Puerto Rico”, sostuvo Pierluisi, quien comunicó a través de Twitter que la recuperación ágil y efectiva para todos los afectados en la Isla es la máxima prioridad. 

Más temprano, el secretario de Estado, Omar Marrero, expresó que el gobierno no está favoreciendo a unos ayuntamientos sobre otros. Hizo estas expresiones porque de los 23 ayuntamientos que originalmente fueron excluidos de la declaración, 13 —el 57%— son administrados por alcaldes del Partido Popular Democrático (PPD) y 10 —el 43%— por alcaldes del Partido Nuevo Progresista (PNP). 

“Sería una falta de respeto no solamente para los funcionarios que están haciendo su trabajo en la calle, en las distintas agencias federales y estatales, sino también para los constituyentes de esos municipios. Ese no es el caso”, respondió Marrero a preguntas de la prensa y aseguró que se enmendará la declaración. 

“Ha ocurrido en otros desastres donde una declaración inicial es enmendada; incluso, ocurrió en el huracán María. Así que, esperamos que también se enmiende (esta declaración) para incluir a los municipios que están fuera”, agregó el también director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf).  

Añadió que harán evaluaciones de los daños preliminares causados por el huracán en las comunidades, para que con los datos recopilados se pueda enmendar la declaración de desastre. 

“Todo fue concedido de manera expedita, incluyendo asistencia individual en el caso de 55 municipios. La solicitud fue para todos los municipios, no fue excluyendo a unos por afiliación política y todos los alcaldes que yo he visitado en los últimos días me han reconocido que tienen excelente comunicación con el gobernador”, enfatizó Marrero. 

“Lo importante es que la determinación no es final. Sí, se hizo la declaración de desastre mayor por parte del presidente, se hizo de manera expedita, pero eso no significa que sea final y eso quiero recalcarlo”, insistió. 

Por su parte, Orlando Oliveras, coordinador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), señaló que el pueblo de Puerto Rico “fue declarado, los 78 municipios, para trabajos de emergencia. Los trabajos que caen bajo la declaración presidencial, caen en trabajos permanentes y a pesar de que únicamente entraron 55 municipios y —entendemos la molestia de nuestros alcaldes y alcaldesas— eso no significa que esa declaración sea final”. 

Indicó que FEMA está trabajando “arduamente” con el gobierno de la Isla para continuar con los análisis de daños y poder añadir más municipios a la declaración de desastre mayor.

“Quiero dejar claro que los 78 municipios fueron declarados para la categoría de emergencia que todavía debe ser la prioridad”, puntualizó Oliveras. 

100% de financiamiento 

En la conversación ayer con el gobernador, Biden anunció que autorizó el 100% de financiamiento federal para realizar rescates, remover escombros y reestablecer servicios esenciales, incluyendo la energía eléctrica y el agua, como parte de atender los efectos del huracán Fiona.

Pierluisi catalogó de “muy productiva” la reunión con Biden y el equipo federal de recuperación de desastres, en la que se confirmó la inclusión de Mayagüez, Añasco y Hormigueros en la declaración de desastre mayor, así como la aprobación del 100% de los costos compartidos de emergencia dentro de los primeros 30 días del evento atmosférico. 

El presidente Biden expresó que con la aprobación de la declaración de desastre, ayuda a la ciudadanía a superar la situación que atraviesan. “A la gente de Puerto Rico, que tras cinco años aún se recuperan del huracán María, les digo: estamos con ustedes y no los vamos a dejar solos”, puntualizó. 

Mientras que la administradora de FEMA, Deanne Criswell, sostuvo que le alegra que el presidente Biden haya aprobado la Declaración Acelerada de Desastre Mayor solicitada por el gobernador Pierluisi. 

“Cuando recorrí las zonas afectadas de la Isla los dos últimos días, vi de primera mano los daños y el sufrimiento que el huracán Fiona ha causado a tantas familias. Esta declaración de catástrofe permite a FEMA actuar con rapidez y ampliar sus recursos disponibles para proporcionar la ayuda necesaria a los sobrevivientes y a las comunidades para que se recuperen de este huracán”, señaló. 

Ayer Ariadna Godreau, directora ejecutiva de Ayuda Legal Puerto Rico, envió una carta a Criswell para que se incluyan los municipios restantes en la declaración de emergencia. “Confiamos en que la declaración se enmendará y que estos pueblos se sumarán. Este no puede ser el mensaje a la gente que ha sido consecutivamente dejada fuera de la asistencia”, subrayó. 

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.