El alcalde de Peñuelas, Gregory Gonsález Souchet

El alcalde de Peñuelas, Gregory Gonsález, aseguró que el incidente no ha afectado el interés de los ciudadanos en vacunarse. >Archivo/EL VOCERO

El centro de salud que administró en el municipio de Peñuelas unas 120 vacunas contra el covid-19 que estaban expiradas se expone a posibles sanciones no solo estatales, sino también federales. Además, se le removió de inmediato la autorización para seguir vacunando, confirmó ayer el secretario de Salud, Carlos Mellado.

El funcionario aclaró que las personas que recibieron las dosis expiradas, entre las que se encuentran menores y pacientes con condiciones crónicas, no confrontarán problemas ni complicaciones de salud a causa del incidente. Simplemente no van a estar protegidos contra el virus y tendrán que recibir nuevas dosis.

El también médico indicó que ayer advino en conocimiento de lo sucedido el pasado 30 de septiembre y de inmediato desde el Departamento de Salud se hicieron las gestiones de comunicación con las personas afectadas y con el alcalde Gregory Gonsález Souchet.

“Referimos el caso inmediatamente y el centro ya no puede vacunar. Se le quitó toda autorización”, dijo el secretario, al tiempo en que aseguró que harán una investigación para determinar las posibles violaciones y sanciones. El caso también se refirió a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), que pueden imponer multas adicionales.

Mellado enfatizó que todos los proveedores toman cursos especializados en el manejo de las vacunas.

“Todos saben cómo se tiene que vacunar y todos saben cómo debe ser el manejo adecuado de la vacuna. Esto no fue por desconocimiento, ni sorpresa. Primero que todo, hasta la persona que no sabe de medicina sabe que no se puede administrar un producto expirado y se tiene que manejar con una temperatura y manejo específico y saben que no pueden usar vacunas de un programa en otro programa. Es bien categórico. Eso se da en el adiestramiento y no hay pie para el desconocimiento”, declaró Mellado en entrevista con EL VOCERO.

Salud maneja el 80% de las vacunas que llegan a la Isla, mientras que el Hospital de Veteranos, el programa de las farmacias de la comunidad y las grandes cadenas de farmacias, así como los centros de salud 330 manejan el otro 20%. Mellado explicó que cada programa de vacunas es responsable de sus vacunaciones.

En el caso de Peñuelas, las vacunas las administró VacuCentros de un lote perteneciente al programa de Veteranos, se informó.

Por su parte, el alcalde dijo que intentó comunicarse con el centro, pero no había tenido respuesta. Este medio también intentó comunicarse, pero al cierre de esta edición no había obtenido una respuesta.

“El saber que este proveedor actuó de manera ilegal y que la salud de nuestros residentes se vio afectada nos frustra e incomoda grandemente. Es por ello que estamos evaluando la posibilidad de radicar querellas contra el doctor Miguel A. Suárez Villamil y VacuCentros en los foros estatales y/o federales. Asimismo, nos pusimos a la disposición del doctor Mellado por cualquier información que necesiten de nuestra parte en sus respectivos procedimientos legales en contra de este proveedor”, acotó Gonsález Souchet en comunicado de prensa.

Reiteró que “en cada situación difícil que hemos vivido como pueblo, nos hemos asegurado de que las ayudas lleguen a todos por igual, incluso acercándolas casa a casa. Desde que comenzó la pandemia el personal de la Oficina de Monitoreo y Rastreo del municipio ha sido proactivo y efectivo en cada uno de los eventos de vacunación que han organizado de forma segura”.