Loverbar

El alcalde de San Juan, Miguel Romero, aseguró el sábado en la noche que comenzará una investigación sobre la intervención policiaca que se registró el jueves en Loverbar, una barra frecuentada por miembros de la comunidad LGBTQ+.

El ejecutivo aseguró que recibió información durante el día de hoy sobre esta intervención por lo que se comprometió a "realizar una investigación exhaustiva sobre las alegaciones realizadas en intervenciones dirigidas a la verificación de permisología".

Ayer, EL VOCERO reportó la intervención policiaca que fue catalogada por la dueña del local como una violenta.

En entrevista con este medio, la dueña del negocio Jhoni Jackson, relató que ese suceso fue uno "bien drenante y bien violento para una comunidad vulnerable". Según relató, a eso de las 10:45 de la noche del jueves cerca de 20 agentes llegaron a la barra para inspeccionar que tuvieran sus permisos al día. "Yo los llevo a dónde están los permisos y todo estaba bien. Luego me dicen que los llevara a la cocina, pero ya la teníamos cerrada. Ahí es cuando nos dan la multa de $2,000 porque nuestro permiso es de cocina y barra", explicó. Jackson reconoció que los agentes estaban en su derecho de multarlos porque no tenían su permiso cómo corresponde.

En redes sociales se pudo ver cómo los agentes que llegaron al lugar entraron con armas largas, hecho que fue criticado por múltiples personas. Ayer, la portavoz de prensa del municipio no respondió a este medio cuál era la necesidad de que el operativo para pedir permisos fuera realizado por tantos agentes y que estos llevaran armas largas.

Las declaraciones que ofreció el alcalde ayer justificaban la intervención como una de rutina por parte de la Oficina de Permisos junto a la Policía Municipal. "Las alegaciones que han surgido en las redes sociales sobre intervenciones motivadas por la orientación sexual de los clientes que acuden en un negocio son totalmente falsas", dijo ayer el ejecutivo en declaraciones escritas. 

Sin embargo, hoy sostuvo "que nuestra política pública es y siempre será de cero tolerancia al discrimen por orientación sexual, identidad de género y expresión de género. Valido los reclamos de la comunidad LGBTTQIA+ y reconozco su constante lucha por lograr una sociedad justa y equitativa".