2022_11_22_VR_Ponce_de_Leon_PAR

Residentes y comerciantes de Miramar reclaman limpieza, iluminación y calles sin hoyos.

Caminar una mañana cualquiera por las calles de Santurce es encontrarse con calles alineadas de edificios y casas aquejados por la edad, y aceras desniveladas por el paso del tiempo y los vehículos que se han apropiado de ellas. Cada tanto tiempo, el paso se ve interrumpido por bolsas de basura maloliente que esperan por ser recogidas bajo el sol intenso y el ataque de moscas y alimañas, empañando la historia de uno de los barrios más antiguos de San Juan.

No debería ser así. En diciembre del 2016 la Cámara de Representantes dio paso al Proyecto del Senado 1713, que crea la Ley para la Revitalización Económica, Social y Cultural de Santurce para desarrollar el potencial de la zona, y a seis años de aprobada son muy pocos los cambios que se han hecho.

La zona de Miramar, cotizada por la cantidad de apartamentos de alquiler a corto plazo y los ‘food trucks’ que luchan un espacio para vender sus productos, no se escapa de esta realidad. Sin embargo, el acceso al mar y su rico valor histórico y cultural la hacen atrayente a los visitantes, mientras que sus residentes tienen que lidiar con problemas de estacionamiento, encarecimiento de las viviendas, los hoyos en las vías de rodaje y, cuando cae la noche, el ruido de los negocios y la falta de luminarias les hace temer por su seguridad.

Wanda Díaz, quien fue socia de un negocio del área y reside en la zona, explicó en declaraciones telefónicas con EL VOCERO que vio de primera mano la oscuridad de las calles cuando salían los empleados después de las 9:00 p.m., ya que la luz disponible “viene de las casas y edificios, porque no hay postes”. Como residente, indicó que no se atreve a salir luego de las 7:00 p.m. “Se supone que Miramar sea un barrio donde la gente camine; en mi caso, cuando salgo a la avenida principal voy asustada, porque cualquier cosa puede pasar y ha pasado”, afirmó.

“Miramar tiene varios problemas que a mí me chocan personalmente, como en la parte comercial, que veo que los negocios pongan la basura afuera a las cinco de la tarde. Es una zona preciosa y uno ve basura”, lamentó. “El municipio no tiene un sistema eficiente y estéticamente bonito, donde hubiese contenedores para echar la basura, y el sistema de recogido ha disminuido desde que se privatizó”, abundó.

Como se observa en otros sectores, los desperdicios son dejados en la acera y las bolsas son un imán para animales realengos, que terminan regándolas por las calles. “La culpa no es de ellos, pero no hay sitio donde dejar la basura”, insistió.

Para Díaz, “lo más crítico son tres cosas: la suciedad, la falta de luz y las calles llenas de huecos. En mi calle hay dos que creo que ya vamos a llegar al infierno por ahí para abajo; hay uno que creo que tiene como dos pies de profundidad y debe ser como de cinco o seis pies de tamaño”, detalló. “Además, la gente no puede estacionar y se estacionan frente a tu casa y te tapan. Una cosa te lleva a la otra. Las calles están desastrosas”, agregó.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Residentes de Miramar, José Arce, expresó que tienen buena comunicación con el alcalde Miguel Romero, y que entre finales de este mes y principios de diciembre tendrán una reunión con personal de la alcaldía para discutir el malestar de la comunidad.

“Están en la fase dos del programa Tus Calles al Día, y van a venir a Miramar y Condado, pero entiendo que el problema de las calles de San Juan es terrible. Ahora van a volver a Miramar; el trabajo que hicieron lo hicieron muy bien, no pusieron parchos. La calle Martí, la calle Madrid, han quedado muy bien y eso es lo que esperamos cuando vuelvan”, señaló Arce.

“Lo que queremos es que se mejoren las calles, la seguridad… normalmente Miramar es una zona bastante segura, pero en las últimas semanas hubo dos ‘carjackings’ y no queremos que vuelva a pasar. Queremos hablar sobre la seguridad; sabemos que tanto en la policía Estatal como la Municipal hay escasez de personal”, indicó.

Aunque los residentes pagan por seguridad privada en las noches para un poco de tranquilidad, entienden que la Policía debe estar en la zona.

Sobre los alquileres a corto plazo, Arce planteó que aunque hay ordenanzas municipales “sabemos que es un problema; en unos sitios lo hacen bien y otros sabemos que son un estorbo para los vecinos por el ruido, el uso de los estacionamientos en casas de vecinos… Hemos estado en comunicación con el municipio en el pasado y había un par de casitos de construcciones ilegales de algunas de estas casas que estaban convirtiendo en lugares de alquiler sin ser reportadas”.

Arce informó que “viene en camino lo del alumbrado y todavía falta. Hay cosas que pueden mejorar. Queremos ser un lazo con el municipio y trabajar en conjunto para mejorar la calidad de vida en el barrio”.

Reacciona el Municipio de San Juan

Raúl García, director del Departamento de Operaciones y Ornato, reaccionó al reclamo sobre la basura e informó que la doméstica la recogen dos veces a la semana —lunes y viernes— y en las avenidas Juan Ponce de León y la Manuel Fernández Juncos se recoge la basura comercial dos veces al día.

“Tenemos un itinerario y la gente se tiene que amoldar al recogido, como en todas las comunidades de San Juan”, subrayó. “La basura que saquen antes se va a quedar en la calle, y eso es responsabilidad de quienes están en el área. Somos insistentes con la limpieza, pero eso no depende solamente de quien recoge la basura, sino de la comunidad”, recalcó.

En cuanto a los hoyos, apuntó a que han pavimentado 10 calles “y el proyecto de Tus Calles al Día va a continuar el próximo año para repavimentar lo que resta”. También trabajarán con las aceras desniveladas o rotas una vez se realice la subasta.

Sobre el reclamo por la oscuridad en el área, García indicó que no hay luminarias municipales en Miramar, sino de la empresa LUMA. “La mayoría de las comunidades, ciertamente, han tenido un problema brutal después de María, pero no nos han dado un itinerario de cuándo le corresponde a cada comunidad”, explicó.

Por su parte, el comisionado de la Policía Municipal, coronel José Juan García, señaló que la seguridad le corresponde tanto al municipio como a la Policía Estatal.

“En el área de Miramar tenemos un policía destacado 24 horas, que atiende esa área y se va moviendo. Al momento removimos el cuartel rodante para repararlo, pero está la patrulla”, resaltó.

“Me comuniqué con el capitán Eduardo Ortiz, comandante de la zona de Santurce, Miramar, Condado y Viejo San Juan, y le di la instrucción de que use el grupo preventivo que se mantiene en el Viejo San Juan para ir en la semana a Miramar. La mayor queja es el ruido y hemos intervenido en calle Loíza y en Viejo San Juan y los boletos son de $500 por infracción. El capitán tiene la instrucción de mover al grupo si se recibe información”, expuso García.

“Vamos a estar vigilando el área y que ese patrullaje se mantenga continuo, y de haber situaciones de ruido, que intervengan”, acotó.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.