Carmen Yulín

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

La alcaldesa de San Juan Carmen Yulín Cruz Soto, anunció la entrega de varias propiedades municipales a organizaciones sin fines de lucro y líderes comunitarios, tras la conclusión de los procesos legales y la aprobación de las ordenanzas correspondientes.

“Hoy tenemos una diversidad de entidades comunitarias que han alzado su voz en lugares donde el gobierno no ha podido o no ha sido efectivo en manejar la situación. Hemos trabajado en conjunto para que la agenda del Municipio sea la agenda de las comunidades. Una de las cosas que es importante para nosotros es saber reforzar día tras día, que desde nuestras comunidades se va a a construir un País distinto”, señaló Cruz Soto.

La cesión de estructuras y permisos se formalizaron en el día de hoy con varios líderes comunitarios. Estos son: la estructura de Casa Educativa localizada en Cantera, a favor del Consejo Vecinal Pro-Desarrollo de la Península de Cantera, Inc. 

Asimismo, la cesión de usufructo del Edificio del Museo de Vida Silvestre, a favor de Auditorium de Amor Kennedy, Inc, conocido como “El Comedor de la Kennedy”, del chef Iván Clemente. 

De igual forma, la cesión de derecho de usufructo de tres parques localizados en la urbanización Crown Hills, a favor de Asociación de Propietarios de Crown Hills, corp.

A su vez, el Colegio e Iglesia La Milagrosa, a favor del Fideicomiso para el Desarrollo de Río Piedras 

Además, el permiso de entrada, uso y ocupación del solar, ubicado en la calle Ubarri en Río Piedras, a favor del Fideicomiso Para el Desarrollo de Río Piedras. 

También, el permiso de entrada, uso y ocupación del edificio en la calle Vallejo, en el casco urbano de Río Piedras a favor de Estancia Corazón.

Mientras, Clemente comentó que tiene una deuda de $20 mil con la administración del edificio en que se encuentra actualmente su centro, para la preparación y repartición de alimentos. 

“Había pedido seis escuelas en Puerto Rico. No me dieron ni un salón, ni un pupitre. Ella me da el Museo y me lo dio completo. Lo que vamos a hacer allí es trabajar”, afirmó Clemente.