pedro pierluisi
El gobernador Pedro Pierluisi.

El gobernador Pedro Pierluisi ofreció su primer Mensaje de la Situación del Estado ante la Asamblea Legislativa dominada por el Partido Popular Democrático (PPD). En el extenso mensaje, expresó que no dedicaría este cuatrienio a pelear y se comprometió a resolver problemas que han quedado por años en el tintero, como la transportación a las islas municipio, adelantar la reconstrucción con fondos federales y atender la educación y la seguridad.

Aseguró, además, que atenderá los problemas más recientes —como el covid-19— y afirmó que a partir del próximo lunes abrirá el proceso de vacunación a toda la población de 16 años o más que cualifique para recibir la vacuna.

Desde el podio en el hemiciclo de la Cámara de Representantes, el gobernador anunció que la nueva orden ejecutiva sobre el covid-19 entrará en vigor este viernes y no a partir del lunes, y que en respuesta al aumento en los casos positivos, el toque de queda volverá a ser desde las 10:00 p.m. hasta las 5:00 a.m. El gobernador había impuesto un toque de queda desde la media noche hasta las 5:00 a.m.

Pierluisi llegó con una hora de retraso al hemiciclo, mientras a las afueras del Capitolio se convocaron varias organizaciones para protestar contra el gobernante. Durante el mensaje, el representante popular José Madera levantó una cartulina reclamando atender las escuelas en el suroeste, lo que provocó que brevemente se caldearan los ánimos.

Entre los invitados especiales estaba Caridad Pierluisi, hermana del gobernador; la comisionada residente Jenniffer González; jueces del Tribunal Supremo, y la exgobernadora Sila Calderón. Junto a ella estaba el expresidente de la Cámara y exjuez del Tribunal Apelativo, Carlos Vizcarrondo y los expresidentes de Cámara y Senado, Jaime Perelló y Eduardo Bhatia, respectivamente.

En las gradas estaban los jefes de agencia y varios alcaldes, así como los invitados especiales del mandatario.

“Cada ciudadano con quien converso lo que quiere es que se acaben las controversias y se vean los resultados; que se queden atrás las guerras políticas y que se vea y se sienta la diferencia en obra y en trabajo por Puerto Rico. A eso es a lo que yo me dedico”, afirmó. “No cuenten conmigo para pelear, pues para pelear hacen falta dos. No me van a ver con discursos estridentes ni protagonismos innecesarios. Nuestra gente no quiere eso. Me van a ver trabajando, buscando soluciones y siempre poniendo a Puerto Rico primero”, añadió.

A su entrada al hemiciclo pasadas las 6:00 p.m., desde las gradas sus invitados lo aplaudieron efusivamente y se escucharon los gritos tradicionales en este tipo de evento.

A pesar de la pandemia, tanto las gradas como el hemiciclo estaban llenos.

En su discurso, el gobernador anunció, además, la creación de un programa de vigilancia genómica en el Departamento de Salud.

Este programa, explicó, debe ayudar “a monitorear las variantes y posibles mutaciones del covid-19 y de cualquier otro virus. Y vamos a hacerlo por Puerto Rico”.

El gobernador resaltó las decisiones que ha tomado en sus primeros 100 días de gobierno y habló de las órdenes ejecutivas firmadas para garantizar el salario mínimo a los trabajadores de la construcción y la creación de comités para atender la violencia de género y el proceso de reconstrucción del País.

También enumeró como prioridades del gobierno: atender el covid-19, agilizar la reconstrucción, acceso a la educación, atender la pobreza, el crimen y el narcotráfico. Insistió, además, en el tema del estatus y en adelantar la estadidad para la Isla.

“No he traído varas mágicas ni promesas grandiosas.  Lo que sí les estoy trayendo es seriedad, madurez y un compromiso a la cabeza del gobierno”, indicó.

Como ha sucedido en los mensajes de situación por más de una década, el gobernador presentó invitados especiales que representan los temas de su mensaje. Entre los invitados esta vez estuvo Mildred Castro, viuda del emergenciólogo Benjamín Rodríguez Cotto, quien murió víctima del covid-19. El gobernador pidió un minuto de silencio por las más de 2,000 víctimas del coronavirus.

Pierluisi usó como hilo conductor en su mensaje el estribillo “Ahora viene la acción”, una frase que tanto él como sus portavoces llevan semanas repitiendo.

Esta frase fue el pie forzado para prometer que resolverá la transportación a las islas municipio y la construcción de un hospital en Vieques.

“Sí” al contrato de LUMA

Mientras la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) ya aprobó el voto de huelga, el gobernador reiteró que no cancelará el contrato con la privatizadora LUMA Energy.

“Aunque siempre he estado en la mejor disposición de enmendarlo —de ser necesario— jamás he estado en la disposición de cancelarlo. Y es que no tengo duda de que la transmisión y distribución de energía en Puerto Rico estará mejor en manos de entidades con el trasfondo y la pericia de las que conforman el consorcio de LUMA”, expresó. “Estoy convencido de que todo empleado de la autoridad que pase a laborar en LUMA contará con mejor paga, mejores beneficios y mejores condiciones de trabajo de lo que tienen actualmente”, agregó.

El gobernador afirmó que promoverá a Puerto Rico como destino empresarial y afirmó que “a la hora de vender a Puerto Rico, lo primero que tenemos que hacer es plantear que nuestros empleados son empleados americanos”.

Sobre la Junta de Control Fiscal, el gobernador señaló que espera contar con el presupuesto que presentó ante el ente federal.

Ante una legislatura dominada por el Partido Popular, Pierluisi se comprometió a impulsar la estadidad para la Isla.

“El trabajo de nuestro gobierno tiene que ir dirigido a buscar esa igualdad que nuestra gente pidió, incluyendo mediante la elección de seis delegados que aboguen por esa causa en el Congreso”, indicó. “El que ignora su pueblo, no merece su respeto”, apuntó.

No obstante, el proyecto que deroga la celebración de la elección especial para escoger los representantes que irían al Congreso a solicitar la estadidad para la Isla va de camino a La Fortaleza.

Al finalizar el mensaje, el presidente del Senado, José Luis Dalmau le contestó que “en la Asamblea Legislativa, la mayoría manda”.