El reclamo que por más de un año hicieron las organizaciones feministas para que se atienda la violencia contra las mujeres provocó ayer que la gobernadora Wanda Vázquez firmara una orden ejecutiva que establece los “servicios prioritarios” para evitar estos crímenes.

Vázquez no declaró un estado de emergencia a causa de los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas, como han reclamado estas organizaciones.

En una vistosa conferencia de prensa en el Centro de Convenciones, la primera ejecutiva defendió su determinación de no declarar el estado de emergencia y aseguró que la orden firmada es el resultado de un acuerdo con organizaciones como la Fundación Alas para la Mujer, el Centro Salud Justicia, la Red de Albergues, la Coordinadora Paz para la Mujer y Taller Salud.

La mandataria no descartó que como parte de una nueva sesión extraordinaria, incluya legislación para que lo anunciado como orden ejecutiva se implemente con carácter de ley.

La orden ejecutiva —que sería publicada ayer— incluye un “protocolo de acción para combatir la violencia hacia las mujeres” que contiene las estrategias que implementará la nueva Comisión Multisectorial contra la Violencia hacia la Mujer.

Esta orden obliga al Departamento de Justicia y al Negociado de la Policía a crear un protocolo para investigar los feminicidios y también ordena que se cree la Unidad de Crímenes contra la Mujer y Violencia Doméstica dentro de la Policía. Cada agencia debe, además, separar una porción del presupuesto para implementar medidas de prevención y atención a la violencia doméstica.

“Para mí lo más importante es el consenso y yo escucho todas las partes. Lo que queremos son acciones que lleven a la ejecución, no meramente por complacer a una y otra persona. Para mí era importante llegar a un consenso”, expresó Vázquez. “La prioridad es la lucha contra la violencia a las mujeres y por eso la orden es que los servicios de prioridad sean para la lucha contra la violencia de las mujeres”.

Agregó que “las palabras no hacen la diferencia. En una emergencia, tenemos que ver cuál es el efecto. El efecto es decir cuál es la prioridad para el gobierno, cuál es la obligación y la responsabilidad del gobierno”.

En declaraciones en sus redes sociales, la Colectiva Feminista en Construcción, una de las organizaciones más vocales en el reclamo de un estado de emergencia, expresó: “Nosotras nos mantenemos en nuestro reclamo para que se declare un estado de emergencia contra la violencia de género. Apalabrar y nombrar la violencia a la que estamos sujetas las mujeres/femmes en Puerto Rico es necesario e importante. No obstante, reconocemos que el anuncio de la gobernadora cobra importancia cuando prioriza la prevención, atención efectiva, manejo adecuado y, sobre todo, rendición de cuentas”.Sesión extraordinaria

Por otro lado, la primera ejecutiva dejó saber que antes de concluir su término en La Fortaleza convocará otra sesión extraordinaria en la que presentará legislación contra la trata humana y para tipificar el feminicidio como delito.

“Hay unos criterios para poder establecer lo que es un feminicidio. A nivel internacional hay diferentes posiciones y es importante que sepamos —como parte del protocolo— cómo, quién y por qué asesinan a nuestras mujeres”, expresó la también exprocuradora de las Mujeres. “Eso es fundamental para poder dirigir esfuerzos, recursos y prevención”, puntualizó Vázquez.