Policia.JPG

Más allá del patrullaje y la prevención que se supone ya realicen, fueron pocas las alternativas que salieron de la reunión entre la gobernadora Wanda Vázquez con sus funcionarios encargados de la seguridad.

Lo que sí confirmó el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Elmer Román, es que no consideran activar la Guardia Nacional.

Desde ayer y en respuesta a una masacre en el residencial Ramos Antonini que cobró seis vidas, la gobernadora anunció ayer que convocaría una reunión con su componente de seguridad.

Al salir de la reunión, Román dijo que implementarían los “ajustes urgentes” que reclamó la gobernadora, pero no precisó cuáles.

“Necesitamos la cooperación de la ciudadanía. Muchos de estos casos que se caen porque no tenemos testigos. La gente viene y no coopera, tienen información pero no la quieren dar. Eso afecta para poder esclarecer los casos”, dijo Román. “Estamos hablando de unidades especializadas que vamos a estar utilizando, pero necesitamos el espacio para poder hacer los ajustes necesarios”.

Cuando se le preguntó específicamente qué acciones nuevas tomarán,  Román dijo que “estamos identificando. Es parte del proceso de una introspección de qué tenemos, qué no está funcionando, qué colaboración podemos hacer con la policía municipal y la integración de recursos”.

Vázquez ordenó realizar ajustes urgentes al plan de seguridad en respuesta a las recientes muertes violentas en San Juan y Guaynabo.

En horas de la mañana de hoy la gobernadora se reunió con su componente de seguridad en respuesta a las muertes recientes en dos residenciales públicos.

A la reunión acudió el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Elmer Román, así como el comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera. En lo que va de año, unas 483 personas han sido asesinadas, lo que compara con las 515 asesinadas el año pasado para la misma fecha.

En declaraciones escritas enviadas el domingo, la gobernadora había adelantado que haría “ajustes urgentes” en el plan de seguridad.

En lo que va de año, han muerto 483 personas, lo que compara con 515 asesinadas para esta fecha el año pasado. En total, el año pasado terminó con 639 asesinatos. En la capital, los asesinatos van por 129, comparados con 106 que se registraron para la misma fecha el año pasado.

Los dos incidentes más recientes se reportaron el domingo y ayer. El domingo, cerca de la media noche, dos personas fueron asesinadas en el residencial Martínez Nadal en Guaynabo.

Ayer, una balacera en el residencial Ramos Antonini dejó el saldo de la quinta masacre del año con cinco personas muertas y un sexto herido y en estado crítico. EL VOCERO informó que esta masacre se atribuye a una guerra entre residenciales por el control de la venta de drogas. En este caso, es con el residencial Jardines de Sellés, según se informó.