Fortaleza

Carlos Contreras Aponte, secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), reconoció hoy que el gobierno tiene problemas para identificar las escuelas públicas declaradas en desuso o transferidas a entidades privadas bajo pasadas administraciones gubernamentales. 

“Tenemos un problema de poder identificar cuáles escuelas declaradas en desuso (bajo pasadas administraciones)...están en desuso oficialmente o cuáles fueron transferidas a alguna otra entidad”, reconoció el funcionario, quien está a cargo de la agencia que tiene la responsabilidad de custodiar los planteles cerrados por el Departamento de Educación (DE). 

Contreras Aponte indicó que, en años anteriores, no había un sistema centralizado para llevar un inventario de los planteles en desuso. Dijo, además, que no necesariamente el DE notificaba al DTOP las escuelas que habían sido declaradas en desuso, por lo que su agencia no podía levantar bandera. Esto sin contar los planteles que fueron transferidos a municipios tras aprobarse resoluciones legislativas, mencionó Contreras. 

Las declaraciones de Contreras Aponte surgieron tras culminar una reunión que sostuvo la gobernadora Wanda Vázquez Garced con el comité de disposición de bienes inmuebles y el subcomité evaluador de traspaso de escuelas públicas en desuso. 

Bajo la administración del renunciante gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, la exsecretaria del Departamento de Educación (DE), Julia Keleher, cerró 438 escuelas públicas sin tener un inventario de cuántos planteles escolares habían sido cerrados previo al inicio de este cuatrienio.

Ante ello, la presidenta del Subcomité Interagencial de Traspaso de Planteles Escolares, licenciada María Palau, manifestó que “ante la preocupación de la gobernadora (Wanda Vázquez) de que estos planteles no se conviertan en un estorbo público, ella le ha solicitado un trabajo en conjunto entre el DE y el DTOP que se levante un inventario de todo aquel plantel que fue cerrado y declarado en desuso previo al inicio de este cuatrienio”.  

En conferencia de prensa, Palau indicó que “ese inventario de cuatrienios anteriores no existe, por lo que el DE y el DTOP, agencia encargada de custodiar de los bienes declarados en desuso, tiene la encomienda de levantar ese inventario. “Antes de este cuatrienio no había una declaración en desuso como tal”, justificó.

El DE declaró en desuso 365 de las 438 escuelas cerradas en los años fiscales 2017-2018 y 2018-2019, periodo en que la agencia se encontraba en proceso de rediseño y transformación del sistema de enseñanza pública. De estos, 164 planteles se declararon en desuso en el 2017 y 201 en el 2018. Las restantes 73 escuelas del total de 438 que cerraron permanecen bajo la titularidad del DE.

“Al día de hoy se han evaluado propuestas para 275 planteles declarados en desuso. Se han evaluado miles de solicitudes porque hay planteles que tienen más de una petición. Esas 275 se desglosan de la siguiente forma: 164 han sido recomendadas en arrendamiento a entidades sin fines de lucro, municipios y agencias, y 111 tienen peticiones de compraventa”, expresó Palau en conferencia de prensa.