Fernando Gil Enseñat

El secretario de Vivienda indicó que aún no se han emitido las guías en el diario oficial del gobierno de Estados Unidos.

La gobernadora Wanda Vázquez Garced afirmó ayer que no tiene temor a que venga un monitor federal a supervisar el desembolso local de unos $8,200 millones en fondos del programa “Community Development Block Grant-Disaster Relief” (CDBG-DR) del Departamento de la Vivienda federal y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés).

A preguntas de EL VOCERO, Vázquez dijo que hizo el acercamiento para reunirse con el designado monitor federal Robert Couch, quien ya está en la Isla para empaparse de los asuntos que manejará. Sin embargo, comentó que estaban esperando a que se les contestara la petición.

“Nosotros lo que queremos es la disposición del dinero para nuestra gente. Así que nosotros no tenemos miedo, no tenemos temor a que venga un monitor. Vamos a trabajar con él como hemos manejado con la Junta (Federal de Control Fiscal), como hemos manejado con diferentes organismos en beneficio del pueblo de Puerto Rico”, mencionó Vázquez.

El miércoles se anunció la publicación de las guías para tener acceso a $8,200 millones en fondos de mitigación de desastres bajo el programa CDBG-DR de Vivienda federal y también que se había designado al monitor federal que ayudará a supervisar el desembolso de fondos.

Según el Washington Post, una de las nuevas restricciones del gobierno federal es que no se le pague $15 la hora a los empleados de construcción, como dispone la orden ejecutiva que firmó el entonces gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

“Vamos a ver cómo finalmente recibimos las guías y en ese momento tomaremos las determinaciones. Los fondos son fondos federales y si eso es parte de una guía como todos los demás que ponen las guías, pues nosotros tenemos que examinarlas y cumplir con esas guías. Vamos a ver cómo finalmente son desglosadas esas condiciones que se establecen”, añadió Vázquez.

En la espera

Por su parte, el secretario de Vivienda, Fernando Gil Enseñat, indicó que aún no se han emitido las guías en el diario oficial del gobierno de Estados Unidos (Federal Register).

“Una vez veamos esa notificación, lo que nos da es las guías de cómo se va a preparar el plan de acción. Y una vez nosotros preparemos nuevamente nuestro tercer plan de acción para mitigación, durante el tiempo que establezca esa notificación, pues se le somete al Departamento de Vivienda federal y ellos tienen 45 días para contestar como pasó la última vez y aparente y alegadamente tienen el tiempo que quieran para firmar el ‘grant agreement’”, sostuvo Gil Enseñat, quien indicó que no ha tenido la oportunidad de conocer al monitor federal.

El titular de Vivienda dijo, sin embargo, que recibieron el “grant agreement” de los $8,200 millones. Agregó que están analizando cómo las disposiciones y las condiciones que se incluyeron en el “grant agreement” pueden afectar la operación de la agencia.

Debido a la demora en el acceso de estos fondos, reconoció que no se están recibiendo más solicitudes para el Programa de Reconstrucción, Reparación y Relocalización (R3) de Vivienda porque no les iba a dar el dinero que tenían en el momento. “A mí me resultaba irresponsable aceptar o aprobar casos sin tener el dinero para hacerlo porque estaba creando una falsa expectativa”, agregó.

Mientras, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, recalcó que los $8,200 millones asignados a la Isla son para atender las necesidades no atendidas, incluyendo fondos para municipios, proyectos de envergadura, de desarrollo económico y creación de empleos.

“El que se tenga un monitor federal evita tener las excusas de que no se ha hecho esto o lo otro porque ahora tienes un monitor que está a cargo de ese proceso de reconstrucción en el Departamento de Vivienda federal. Así que no hay ninguna razón para que se atapone o se retrase los fondos. Voy a estar reuniéndome con él la semana que viene”, dijo González.

A expresiones de legisladores de minorías que afirmaron ayer que la designación del monitor federal es porque Washington no confía en el gobierno local, respondió: “En vivienda estatal no se han hecho señalamientos de corrupción, los señalamientos de corrupción fue en educación y en salud”.

“Hay una preocupación de que tengamos la capacidad de personal, sistema de auditoría... de transparencia para manejar el volumen de la cantidad de fondos”, sostuvo.