Wanda Vázquez

Vázquez no se ha expresado sobre la medida legislativa aprobada ayer en la Legislatura. 

La gobernadora Wanda Vázquez tendrá ante su consideración una medida legislativa que dispone la creación de una ventana de retiro para empleados públicos —que así cualifiquen— con un salario de pensionado que será del 50% del salario más alto devengado en los últimos tres años de servicio.

El Proyecto del Senado 1616 fue uno de los últimos que aprobó la Asamblea Legislativa en la última sesión ordinaria del cuatrienio. La pieza se mantuvo bajo negociaciones entre Cámara y Senado hasta casi la madrugada de ayer martes. Luego, al filo de la medianoche trascendió que ambos cuerpos habían logrado un acuerdo sobre la misma. 

La venta o "retiro incentivado" no aplicará a jueces, policías del sistema de rango, trabajadores de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), empleados de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y maestros del Departamento de Educación (DE).

No obstante, sí beneficiaría a los empleados cobijados bajo la Ley 447 de 1951 y la Ley 1 de 1990. En el caso de la Ley 447 cualificarían los empleados que al 30 de junio de 2017 hayan cotizado 20 años de servicio al sistema de retiro hasta. Mientras que los cobijados por la Ley 1 de 1990 deberían haber cotizado 15 años de servicio al sistema de retiro al 30 de junio de 2017. 

Respecto a los beneficios, la medida detalla que los empleados públicos cobijados bajo la Ley 447 de 1951 recibirían una pensión vitalicia equivalente al 50% de la compensación salarial anual más alta devengada en los últimos tres años de servicios. De esta manera, la Legislatura optó por eliminar el lenguaje para que se beneficiaran con el 50% de su último salario devengado. 

Esos empleados (bajo la Ley 447) también tendrán derecho a una aportación patronal de 100 mensuales al plan médico hasta que los 62 años. 

Por su parte, los empleados cobijados bajo la Ley 1 de 1990 elegibles bajo esta legislación también recibirían un beneficio de jubilación equivalente al 50% de la compensación salarial anual más alta devengada en los últimos tres años de servicios. Igualmente, estos continuará con la cubierta del plan médico de su patrono de $100 hasta que cumplan 62 años. 

Según la medida, los beneficiarios también tendrán derecho al pago de liquidación de licencias de vacaciones regulares y enfermedad acumuladas a la fecha de separación del servicio para acogerse al programa.

Este proyecto —que no detalla de dónde saldrá el dinero para financiar la ventana- ha sido objetado por la Junta de Control Fiscal. En cambio, opta por darle poder a la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) para que identifique los fondos y haga valer la ley.

Ahora, la posibilidad de convertir el proyecto en ley está en manos de la primera ejecutiva, quien también tiene la opción de vetarla. 

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.