Cirugía

La creación de las nuevas salas conllevó una inversión cercana a los $5 millones. >Suministrada

El gobernador Pedro Pierluisi inauguró ayer las nuevas salas de cirugía que ubicarán en el edificio central Julio A. Pérez de la Administración de Servicios Médicos (ASEM)en Centro Médico, en Río Piedras, con una inversión aproximada de $5 millones.

En estas 10 salas remodeladas se podrán realizar cirugías generales, cirugías ortopédicas, oídos-nariz y garganta, oftalmología, urología, maxilofacial y neurocirugía bajo altos estándares de seguridad, según se informó.

“Estamos invirtiendo en un activo muy importante, la salud del pueblo. Este es el principal complejo médico hospitalario a nivel supraterciario de Puerto Rico y todo el Caribe. Aquí se practica la mejor medicina, por eso nuestro compromiso de proveer las mejores facilidades al servicio de todos”, enfatizó el primer ejecutivo durante el recorrido que realizó por las salas, acompañado por el designado secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado, y el director ejecutivo de ASEM, Jorge Matta González.

Según explicó el gobernador, con esta inversión millonaria se remodelaron todos los espacios y sus terminaciones. Se reemplazaron los sistemas de gases médicos y la electricidad en conformidad a los códigos actuales. Además, se instaló equipo adicional de aire acondicionado para mejorar el flujo de aire y cumplir con los parámetros de temperatura y humedad requeridos para el control de infecciones.

“Hemos transformado las antiguas salas en unas totalmente modernas. Para eso incorporamos equipos de tecnología como monitores para radiografía digital, sistemas automatizados de material y medicamentos (pyxis) para el control efectivo del inventario y monitoreo de los sistemas mecánicos”, señaló Mellado, al añadir que también se instalaron cajas de válvulas y paneles de alarma de área para mayor seguridad.

Por su parte, Matta González explicó que para cumplir con los códigos del Cuerpo de Bomberos también se instaló un sistema automático de supresión de incendios. “Estamos más que orgullosos y satisfechos con el resultado que vemos hoy día tras concluirse los trabajos. Ahora contamos con salas más grandes, equipo moderno y una infraestructura más resiliente”, señaló.

Las nuevas salas de cirugía abarcan un espacio de 18,000 pies cuadrados. Con ellas en funcionamiento se podrá realizar un promedio de 12,000 cirugías al año, 1,500 adicionales a las que se realizaban antes. El dinero destinado a la remodelación de las salas proviene de fondos estatales designados a mejoras capitales y adquisición de equipo.