Manifestación

La Corporación Organizada de Policías y Seguridad (COPS) se convirtió hoy en la primera organización policiaca en pedir que el gobernador Ricardo Rosselló renuncie a su cargo.

En una carta abierta al primer ejecutivo, la COPS reconoce que los días tras la publicación de las 889 páginas del chat de Telegram han sido difíciles. “Nuestros compañeros se han dado por completo en proteger propiedades, y mantener el orden en las manifestaciones del pueblo, cumpliendo con nuestro deber y responsabilidad estamos en primera fila velando el derecho a la libre expresión, con nuestro deber y responsabilidad democrática, y seguiremos trabajando para que sean de forma pacífica y ordenada”.

La COPS afirma en su misiva ser la organización laboral que agrupa a la mayoría de los miembros de la Uniformada. EL VOCERO confirmó que sobre 6,000 policías estatales forman parte de esta organización. Al momento, en la Uniformada hay unos 13,000 efectivos activos.

“La violencia ha rayado ya a lo extremo, tanto nosotros los policías como los ciudadanos, hemos estado al borde de una desgracia fatal. Como policías también hemos sentido el impacto de muchas decisiones de esta y otras administraciones de gobierno, el cual ya no podemos seguir arrastrando, como por ejemplo un retiro digno y justo. Estamos en los peores momentos de nuestra historia laboral, y siempre hemos cumplido con nuestro deber en brindar seguridad a quien sea nuestro Comandante en Jefe”, lee la carta.

La organización plantea que los eventos de la pasada semana, que ya entraron en su sexto día consecutivo de manifestaciones en el Viejo San Juan y alrededor de toda la Isla, están siendo televisados a diario, “razón por la cual al llegar a nuestros hogares no podemos esconderles a nuestros hijos la realidad del riesgo al que nos enfrentamos”.

“Por nuestras familias que nos esperan con vida en casa cada día, por nuestro pueblo que se merece una policía motivada, por nuestra hermosa isla Puerto Rico que se merece vivir en paz, con todo respeto y deferencia señor gobernador Ricardo Rosselló, le pedimos que deje su puesto como primer ejecutivo y Comandante en Jefe de la Policía de Puerto Rico. Por la paz y la seguridad de todos”, concluye la misiva.