El doctor Rodríguez

El doctor Rodríguez reiteró que Puerto Rico se acerca al momento más crítico del contagio. 

Aunque quizá no sea con un toque de queda tan estricto como el actual, los puertorriqueños deben prepararse para que los efectos de la pandemia del coronavirus (Covid-19) se extiendan por tres meses, hasta que la Isla pueda retomar algo de normalidad.

El doctor Segundo Rodríguez, encargado del grupo de trabajo médico creado por la gobernadora Wanda Vázquez para manejar la emergencia por el Covid-19, reiteró que Puerto Rico se acerca al momento más crítico del contagio, el cual los expertos han estimado que se extenderá del 15 de abril al 8 de mayo.

“Tenemos que pensar que se va a extender tres meses (el toque de queda original comenzó el 15 de marzo). Tenemos que pensar que esto quizá se prolongue por tres meses. No quiere decir que vamos a estar tres meses con este tipo de ‘lockdown’. Vamos a estar evaluando los números y el momento prudente, ya que esto es algo dinámico. Haremos la recomendación en su momento a la gobernadora (Wanda Vázquez) sobre cómo se puede modificar un poco el ‘lockdown’ para la paz y tranquilidad de todos”, dijo el galeno.

“Nos hemos recuperado de (huracán) María. Esto va a pasar y volveremos a la normalidad en un tiempo”, puntualizó Rodríguez.

El médico hizo las expresiones en un programa especial transmitido ayer por todos los canales de televisión. En este programa el secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, afirmó que el tablero con las estadísticas del Covid-19 estaría disponible entre ayer y hoy. Se supone que en esta página el gobierno presente información sobre las pruebas de Covid-19 que ha realizado, detalles específicos de las personas contagiadas y su recuperación, así como las estadísticas del gobierno.

Según González, este tablero tendrá información que no ha ofrecido la agencia, como las estadísticas de las personas recuperadas. “Esa información va a estar en el tablero. Vamos a ver la utilización de cuartos intensivos, los respiradores, los casos positivos, los negativos, las muertes”, aseguró.

David Capó, encargado del equipo de epidemiología del Departamento de Salud, adelantó que están creando otro grupo de trabajo junto al Registro Demográfico para poder identificar las muertes en las que se sospeche la presencia del Covid-19, pero no se ha realizado una prueba para confirmarlo.

“No ha sido el caso típico, pero ha habido veces que clínicamente un profesional ha dicho que esa persona tenía Covid y luego dio negativo o se queda la incertidumbre. Estamos estableciendo protocolos con unos criterios específicos que podamos catalogar”, afirmó Capó.

González dejó saber, además, que contemplan iniciar conversaciones con la Cruz Roja para que se pueda usar el plasma de la sangre de personas que se hayan recuperado del virus para el tratamiento contra esta enfermedad, tal como se ha hecho con otras infecciones virales.

“Estamos trabajando una petición para acercarnos a la Cruz Roja para obtener sangre de las personas que se recuperaron, porque hay una teoría de que se pueden usar anticuerpos que han desarrollado las personas infectadas que se recuperaron. Queremos saber el día que se les hizo la prueba (de Covid-19), medir 14 días y saber que ese paciente es un individuo al que se le puede hacer un acercamiento para que nos dé una pinta de sangre”, explicó el titular de Salud.

“La doctora Marcia Cruz está evaluando esto con un equipo de personas para establecer los protocolos para que esto tenga una dirección científica”, agregó el funcionario.