Residencial

La Administración de Vivienda Pública (AVP) anunció que el proceso de cobro de renta en los residenciales de la Isla quedó pospuesto mientras continúe vigente la orden ejecutiva de la gobernadora Wanda Vázquez ante la emergencia por el coronavirus (Covid-19).

“La seguridad y el bienestar de nuestros residentes es nuestra prioridad en estos momentos de emergencia. Con esta medida somos cónsonos con el mensaje de que todos deben estar en sus casas para prevenir el contagio y la propagación del coronavirus”, explicó el administrador de la AVP, William Rodríguez.

Según se explicó, una vez concluyan las restricciones establecidas y se reabran las oficinas administrativas en los proyectos de vivienda pública, los residentes tendrán la responsabilidad de pagar el saldo de renta adeudado a ese momento.

No obstante, si el residente viese sus ingresos comprometidos debido a las dos semanas de toque de queda —por suspensión de labores a raíz de la Orden Ejecutiva, entre otras circunstancias— puede presentar evidencia en la oficina de administración de su proyecto para la evaluación correspondiente del ajuste de renta, de acuerdo con lo establecido en la reglamentación.

Al momento, las oficinas centrales de la AVP y las oficinas administrativas en los residenciales están sujetas al cierre establecido en la orden ejecutiva de la gobernadora, con excepción de situaciones de emergencia, los servicios a los adultos mayores y a las égidas de vivienda pública.

De igual forma, el administrador de la AVP anunció que en las próximas semanas se establecerá una herramienta de pago de renta de forma electrónica para beneficiar a los residentes, a la vez que se le ofrece mayor seguridad en este proceso.

La orden ejecutiva de la gobernadora que establece —entre otras cosas— el cierre parcial de comercios y un toque de queda, estará vigente hasta el 31 de marzo y podría extenderse de acuerdo al panorama de la emergencia por el virus.