Pensionados

Aglutinados en la Plaza Colón y entonando melodías de protesta se encuentran diversos grupos de pensionados que se preparaban para marchar hacia La Fortaleza para denunciar el recorte de sus pensiones.

La reducción de 8.5% a las pensiones -avalada por la Junta Federal de Control Fiscal y por la gobernadora Wanda Vázquez Garced- afectaría a cerca de 325,000 de ex empleados públicos.

“No es solamente la reducción de pensión, es que van a llevar a nuestra gente a la pobreza”, precisó a EL VOCERO la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz.

La alcaldesa capitalina indicó que el próximo martes viajaría a Washington, D.C. para personarse ante el Congreso y exigir que se audite la deuda del País y para que se declare como servicio esencial el pago de las pensiones.

Mientras tanto, con micrófono en mano distintos portavoces del frente de retirados denunciaban como un crimen los acuerdos con los bonistas.