Ángel Figueroa Jaramillo

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Ángel Figueroa Jaramillo.

La Alianza de Empleados Activos y Jubilados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) llegó a La Fortaleza para pedirle a la gobernadora Wanda Vázquez que revoque el contrato de privatización de la corporación pública con LUMA Energy.

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) de la AEE, Ángel Figueroa Jaramillo, dijo que hablarían con la gobernadora sobre lo que entienden es “un mal negocio para el País”.

“Que pueda reflexionar y revocar un contrato como este, que es contrario a los intereses del pueblo”, dijo al llegar.

Además de otros líderes sindicales, Figueroa Jaramillo llegó acompañado del abogado Rolando Emmanuelli, quien ha expuesto lo que entiende son los problemas principales de este contrato de privatización.

“Lo primero que hay que decir es que el contrato en realidad no es para privatizar la transmisión y distribución. Es la privatización de todo menos de la generación”, dijo en un vídeo que publicó recientemente en sus redes. “El contrato lo que crea es un monopolio parcial, porque ya hay otras generadoras como AES y EcoEléctrica. Pero ahora tenemos un monopolio exclusivo y privado en todas las áreas que no sean de generación”.

El gobierno —con el aval de la Junta de Control Fiscal— firmó un contrato para conceder el sistema de transmisión y distribución de la AEE a la empresa LUMA Energy por un periodo de 15 años.