pierluisi
Pierluisi ha convertido en ley varios proyectos enviados desde la Legislatura y también ha emitido varios vetos. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

En los meses que lleva como gobernador, Pedro Pierluisi ha radicado 24 proyectos legislativos, incluyendo el presupuesto para el próximo año fiscal.

Sin embargo, aunque en su mayoría son medidas poco controversiales, ninguna ha sido aprobada por la Asamblea Legislativa. Hay al menos tres proyectos de La Fortaleza que han sido avalados en el Senado, no así en la Cámara de Representantes.

Con la Asamblea Legislativa controlada por el Partido Popular Democrático (PPD), el primer ejecutivo ha creado comités mediante orden ejecutiva, como recurso que le permite atender los asuntos que sí resultan polémicos: el uso de los fondos para la reconstrucción del País, la transformación del sistema eléctrico, la transportación marítima a Vieques y Culebra, la violencia de género y la atención a las escuelas.

El Senado aprobó ayer un proyecto sustitutivo para reemplazar la medida radicada desde La Fortaleza (PC 628) para incorporar las disposiciones del crédito por trabajo disponible a través del Código de Rentas Internas.

Otro de los proyectos que tuvo discusión en la Legislatura fue la medida del gobernador para ordenar que la Oficina del Contralor realice una auditoría a la deuda pública. Esta medida (RCC 63) tuvo consideración legislativa, pero no ha sido aprobada.

Freno en la Cámara

El principal asesor legislativo del gobernador, Carlos Rivera Justiniano, indicó que el Senado ha aprobado los proyectos para enmendar la ley de protección a testigos y la resolución para evaluar el impacto económico de la pandemia de covid-19.

Aunque el proyecto de crédito por trabajo se aprobó como sustitutivo, lo incluyó en la lista de medidas de administración aprobadas en el Senado.

“En la Cámara no se ha llevado ninguna (medida) a consideración del pleno”, puntualizó Rivera Justiniano.

Añadió que el gobernador, por su parte, ha convertido en ley siete de los proyectos aprobados por la Legislatura. Se expresó confiado en que otras tres medidas del Ejecutivo sean atendidas pronto en la Cámara.

“Esperamos que en los próximos días puedan verlas”, sostuvo.

La actual sesión legislativa termina el 30 de junio, pero los legisladores tienen hasta el 25 de junio para aprobar proyectos.

“Hay una medida bien importante para nosotros y hablé con el portavoz de la mayoría en la Cámara (Ángel Matos), porque de lo que se trata es de una enmienda técnica para permitir el uso de fondos del Distrito de Convenciones por más tiempo. El canon de ocupación tiene un límite de uso por 10 años que concluyen el 30 de junio y esa medida es relativamente sencilla —pero superimportante— porque si para el 30 de junio no se ha aprobado, todos los fondos del canon por ocupación hotelera revertirían al Fondo General y ese no es el interés del gobernador”, explicó Rivera Justiniano.

Pierluisi también radicó el proyecto para que los jubilados del servicio público puedan trabajar en el gobierno sin que se afecte la pensión que reciben; presentó otro para disolver la Junta de Propiedad Inmueble; también para realizar un estudio sobre la Ley de Igualdad Salarial, para devolver el Negociado de Investigaciones Especiales (NIE) al Departamento de Justicia, separándolo de la sombrilla del Departamento de Seguridad Pública (DSP), y para facilitar los procedimientos en el Registro de la Propiedad.

El primer ejecutivo ha convertido en ley varios de los proyectos enviados desde la Legislatura y también ha emitido varios vetos. El veto más reciente fue emitido el miércoles, cuando rechazó la medida que proponía establecer a LUMA Energy como patrono sucesor de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

No obstante, convirtió en ley el proyecto de retiro digno, que procura defender las pensiones de los retirados del gobierno.

Pierluisi, además, ha firmado 31 órdenes ejecutivas, incluyendo la que se firma cada dos a tres semanas para manejar la pandemia del covid-19.