elba aponte

La designada secretaria de Educación, Elba Aponte Santos.

El gobernador Pedro Pierluisi catalogó como a destiempo los procesos de interpelación radicados en la Cámara de Representantes con mayoría popular hacia los nombramientos de los secretarios de Salud, Carlos Mellado y de Educación, Elba Aponte. 

Dijo que estos son procesos que deben llevarse a cabo como último recurso. 

"A poco más de un mes del comienzo de la presente administración, es claramente prematuro e inapropiado que se haya utilizado ese recurso en dos ocasiones. Debo resaltar que ambos cuerpos tienen comisiones sobre la salud y la educación para precisamente llevar a cabo investigaciones y vistas públicas en las que se puede reclamar la presencia de un jefe de agencia, y luego emitir un informe con cualquier hallazgo o recomendaciones", sostuvo mediante declaraciones escritas. 

Describió el proceso como uno al que le faltó deferencia y razonabilidad y criticó que Mellado estuvo más de ocho horas y Aponte 10 horas, culminando al filo de la medianoche.

"Que esto haya ocurrido en momentos en que estamos llamados a trabajar juntos por el bien de Puerto Rico en medio de una pandemia, es tan vergonzoso, como inapropiado. Algo que nunca habíamos visto", opinó el mandatario. 

Además, dijo que esperaba que "prevalezca la razón, la mesura y el respeto" por parte de la Cámara de Representantes.

Aponte, compareció ayer, donde fue convocada para contestar preguntas sobre el reinicio de las clases presenciales. Su forma pausada en contestar algunas de las preguntas, causaron cuestionamientos sobre si estaba utilizando asistencia técnica para contestar. La designada lo rechazó y acusó a los legisladores de mayoría de ridiculizarla. 

De otra parte, Mellado acudió al cuerpo para ofrecer detalles sobre el proceso de vacunación el jueves pasado.