PIP
Comisionado electoral del Partido Independentista Puertorriqueño, Roberto Iván Aponte. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

El comisionado electoral del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Roberto Iván Aponte, condenó el dictamen emitido la víspera de Reyes por el presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Francisco Rosado Colomer.

Aseguró que Rosado Colomer  “discriminó contra los tres partidos por petición (PIP, Movimiento Victoria Ciudadana y Proyecto Dignidad)”.

Explicó que a estos partidos, “que lograron cómodamente su inscripción luego de esta contienda electoral, se les niegan sus derechos de participación en igualdad de condiciones en la CEE, lo que significaría que solo estarían plenamente representados en ese organismo el Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Partido Popular Democrático (PPD)”.

La determinación surge a raíz de una misiva cursada por el comisionado del PIP el pasado 9 de noviembre, mediante la cual solicitó que se les reconocieran los derechos adquiridos a su representación en la CEE a todos los partidos que se habían inscrito bajo la ley anterior y que habían obtenido el número de votos requeridos en esa ley.

El reclamo del PIP contó con el apoyo de todos los partidos, menos del PNP.

“La postura del PIP desde el primer momento en cuanto a esta nueva ley es que es antidemocrática y que lacera los derechos de las minorías. Los derechos de los partidos por petición en cuanto a representación en la CEE se tienen que regir por la misma ley bajo la cual se inscribieron. Para nuestra sorpresa, el residente, alejándose de lo que debió ser una interpretación favorable a los partidos de minoría, se allanó a lo requerido por el PNP”, señaló Aponte.

Agregó que “luego de un proceso electoral como el que acabamos de pasar, en el que la pluralidad de partidos dentro de la CEE fue determinante para garantizar una mayor pureza en los procedimientos, vemos cómo les cierran las puertas a todas las voces que le brindamos credibilidad y mayor confianza al proceso electoral”.

Anunció que recurrirán “a los tribunales para impugnar tal determinación y reivindicar los derechos de todos los partidos ante la intransigencia y empecinamiento antidemocrático del PNP. No podemos permitir que el PNP culmine su festinado proyecto de secuestrar la CEE”.