Compañía de Turismo

Tras conocerse ayer que la Compañía de Fomento Industrial fue supuestamente desfalcada por $2,609,495.67 por un pirata cibernético que hizo desviar esa suma destinada a las pensiones que administra el Sistema de Retiro, trascendió que a mediados de enero esa corporación pública había denunciado otra transacción de $63 mil y la Compañía de Turismo una por $1.5 millones.

Esas hasta la fecha han sido las querellas recibidas por la Unidad de Fraude la División de Robos a Bancos, y según fuentes policiales, el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) maneja otras querellas de otras agencias públicas.

La Policía ha enfrentado dificultades en la pesquisa por la poca cooperación o ninguna de parte de Retiro, a quienes le han estado pidiendo información y colaboración desde el pasado año.

El teniente José Ayala, director de Robos a Bancos, se limitó a confirmar la existencia de las querellas y que se trabaja conjuntamente con el FBI.

Se estima que millones de dólares de otras agencias supuestos a ser depositados electrónicamente en las cuentas de Retiro como aportación para las pensiones han ido a parar a cuentas creadas por los piratas cibernéticos. Entre las agencias que se estima han sufrido mayores pérdidas está la Autoridad de Energía Eléctrica y la Autoridad de Carreteras.

La primera de estas denuncias se hizo pública ayer cuando la Policía recibió en horas de la tarde una querella que señala que tras recibirse un correo electrónico se hizo un cambio en la cuenta a la que se emitieron las remesas.

La querella fue radicada por Rubén Rivera López, director de finanzas de esa agencia pública. El desembolso se hizo el 17 de enero a la cuenta que aparecía en el correo electrónico, la que resultó ser fraudulenta en el extranjero, pero no menciona el país al que fue a parar la millonaria suma.