darren soto
El congresista demócrata Darren Soto expresó su apoyo a la medida legislativa en la vista de ‘markup’ del Comité de Energía y Comercio. >Captura de pantalla

En una vista de ‘markup’ el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes federal aprobó el proyecto bipartita que asignaría cerca de $3,000 millones por cinco años en fondos de Medicaid a Puerto Rico, aunque con mecanismos para vigilar que las autoridades en la Isla sean prudentes en su utilización.

Ahora la medida pasa a la consideración del pleno de la Cámara federal en una fecha que no ha sido determinada, comunicó a EL VOCERO una portavoz de la comisionada residente en Washington, Jenniffer González. La portavoz informó, además, que todo dependerá del momento en que el Comité de Reglas y Calendarios decida bajarlo a votación. Una vez la medida se apruebe en ese cuerpo legislativo, estaría cruzando al Senado federal para evaluación.

El comité cameral aprobó el H.R. 4406 —que destina fondos al plan de salud Vital— con el voto a favor de congresistas republicanos y demócratas, quienes habían logrado un acuerdo de apoyo al proyecto. 

La discusión incluyó enmiendas del representante demócrata Darren Soto relacionadas al cumplimiento, rendición de cuentas y supervisión de los fondos destinados a Puerto Rico. Una de las enmiendas dispone que no más tarde de un año de aprobada la ley, la agencia responsable del programa Medicaid en Puerto Rico designará un funcionario para supervisar los procesos de contratación y adquisición.

Otro cambio introducido por Soto establecería que en un plazo de tres años, el Departamento de Salud federal presentará al Congreso un informe de cumplimiento del gobierno de Puerto Rico con las disposiciones de la ley.

En su breve exposición sobre la pieza, Soto expresó que el trato desigual en los fondos Medicaid que se asignan a Puerto Rico ha creado un deterioro en la infraestructura médica y en los hospitales, lo que a su vez tiene el efecto de que los médicos y enfermeras abandonen los trabajos en la Isla. “La atención médica en nuestros territorios se está deteriorando”, afirmó.

“El proyecto de ley ampliaría los porcentajes de financiamiento y asistencia médica federal durante cinco años para Puerto Rico y durante ocho años para todos los demás territorios de los Estados Unidos. Tengan en cuenta que Puerto Rico tiene una población mucho más grande que la de otros territorios. (…) También tiene medidas críticas de verificación y responsabilidad que negociamos con nuestros colegas para mantener en pie la aportación”, puntualizó.

Soto indicó que lo más importante de que esta legislación se apruebe en la Cámara es que evitará el precipicio de Medicaid en los territorios. “En septiembre, eso causaría retrocesos drásticos en todos los territorios y en sus sistemas de atención médica”, alertó.

El congresista resaltó que el acuerdo bipartita juega un rol importante porque aumenta “enormemente” la posibilidad de que el Senado federal lo convierta en ley. Esta semana funcionarios del gobierno de Puerto Rico han intensificado el cabildeo en el Senado federal para que la medida que se apruebe sea mejor y de mayor alcance a la acordada en la Cámara federal. 

La demócrata Anna G. Eshoo destacó las dificultades de los territorios de Estados Unidos —incluyendo a Puerto Rico— para recibir trato igualitario en la asignación de fondos de Medicaid. “Los ciudadanos americanos viviendo en los territorios son tratados diferentes”, expuso y afirmó que los territorios deben ser tratados como los demás estados.

“Les pido que estemos disponibles para negociar este acuerdo bipartita para extender los fondos para el programa de Medicaid para la mayoría de los territorios a ocho años y para Puerto Rico por cinco años. Necesitan ese tiempo para invertir en su sistema de salud”, agregó.

En tanto, el republicano Gus M. Bilirakis agradeció al liderato de su partido por apoyar la propuesta legislativa que será de beneficio para Puerto Rico y los demás territorios. “Esto fue trabajo en equipo y es un ejemplo de cómo podemos hacer las cosas”, manifestó.

Bilirakis vio con buenos ojos que la medida incluya mecanismos de rendición de cuentas y salvaguardas para proteger los fondos de potenciales actos de corrupción.

“Estas medidas de rendición de cuentas incluyen verificación de activos para los beneficiarios y fondos adicionales para incentivar pagos más altos para que los médicos permanezcan en Puerto Rico en lugar de huir a Estados Unidos. Obviamente, todos son ciudadanos estadounidenses”, agregó.

Durante la audiencia, el comité consideró otras 23 medidas legislativas relacionadas con el tema de salud, la pandemia de covid-19, ciberseguridad, drogas, abuso de opioides y vacunación.

El congresista demócrata, Frank Joseph Pallone, presidente del Comité de Energía y Comercio de la Cámara federal dirigió el proceso de votación sobre las medidas que estuvieron considerando.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.