Pierluisi

Para lidiar con los retos del Covid-19 y futuras pandemias, el candidato a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi Urrutia, apuesta a aumentar el acceso a pruebas diagnósticas para la detección de la novel enfermedad, trabajar en colaboración con el gobierno federal y hasta establecer un plan efectivo de adquisición de vacunas.

“Lo primero es que la planificación del sistema de respuesta coordinada es esencial. El DS junto a los componentes de seguridad y desarrollo económico tienen que estar listos para responder con agilidad a cualquier emergencia y entonces coordinar con las demás agencias del gobierno, así como con el sector privado”, señaló.

Pierluisi reconoció que esta pandemia del Covid-19 ha revelado que el gobierno tiene que ser más proactivo en la planificación y la implementación, con una respuesta rápida, un hospital designado, un sistema de pruebas diagnósticas accesible y transparentes, tecnología actualizada, un mejor sistema de rastreo y una estrategia de coordinación con todos los sectores salubristas y económicos en la Isla.

“Mirando hacia adelante, tenemos que continuar aumentando el acceso a pruebas diagnósticas, incluyendo hacer las gestiones con el gobierno federal y empresas como Abbott, que están desarrollando pruebas mas rápidas, efectivas y económicas para asegurar que las conseguimos para Puerto Rico. También vamos a desarrollar un plan efectivo de adquisición y administración de vacunas contra el Covid-19 para que estemos listos una vez las vacunas sean aprobadas y estén disponibles”, subrayó.

De igual forma, dijo que hay que continuar mejorando el sistema actual de rastreo de contactos y las campañas educativas. Entre las iniciativas de Pierluisi, además, se encuentran promover estilos de vida saludables y prevención de enfermedades con campañas educativas, aumentando la medicina primaria de alta calidad y un nuevo enfoque en la educación e impacto social.

“En el Programa Vital, utilizaremos la tecnología para citas médicas y modelo de atención directa para condiciones crónicas, propiciaremos servicios de telemedicina, dirigiremos la cobertura médica a base de las mejores practicas de Salud y, según la situación fiscal y los fondos federales lo permitan, flexibilizaremos los criterios de elegibilidad para la cubierta y subsidiaremos planes para el resto de la población que no tenga un plan médico adecuado”, sostuvo.

Pierluisi dijo que dará especial atención a la salud mental, implantando una estrategia multisectorial con un sistema de codificación uniforme, que requerirá adiestramiento del personal médico para que utilice el modelo colaborativo recomendado por la Asociación Americana de Psiquiatría.

“Fortaleceremos el apoyo a nuestros proveedores de salud. Favorezco la extensión de la tasa contributiva preferencial a todos nuestros médicos independientemente de dónde rindan sus servicios en la Isla con el propósito de retener e incentivar el regreso de la clase médica. Estableceremos un tarifario obligatorio que regirá los pagos a todos los proveedores del Plan Vital para asegurar pagos justos y razonables por sus servicios”, añadió.

Asimismo, planteó que ASES —utilizando el modelo federal de CMS— se convertirá en un ente verdaderamente fiscalizador y facilitador que propicie el uso de récords médicos y eléctricos a nivel de todo el sistema de salud público y privado a los fines de que logre operacionalizar con carácter de urgencia las funciones del Puerto Rico Health Information Network.

“Buscaremos modernizar nuestra infraestructura de salud. Gestionaremos la construcción de un nuevo Hospital de Trauma en las instalaciones del Centro Médico con fondos CDBG-DR. Expandiremos y mejoraremos las facilidades y los servicios en el Centro de Trauma del Oeste”, agregó el también licenciado.

De otro lado, Pierluisi dijo que cuando fungió como comisionado residente en Washington le dedicó parte de su tiempo y esfuerzo al tema de la salud que abarcan desde la inclusión de Puerto Rico en la reforma de salud federal del 2010 —conocida como Obamacare— hasta la lucha contra otras desigualdades que sufre la Isla.

“Cuando llegué al Congreso en el 2009, Puerto Rico recibía solo $280 millones en fondos de Medicaid para el programa de salud del gobierno, (lo que se traduce en) un 13%. Logré aumentar eso en más del 50% y desde entonces en gran parte por el huracán y la pandemia hemos logrado que el gobierno federal provea hasta un 100% en apoyo a Puerto Rico y ahora más del 70% aunque sea temporero”, añadió.

Las declaraciones de Pierluisi surgieron durante el foro “Perspectivas sobre el Futuro de Puerto Rico hacia la Gobernación”, que se llevó a cabo en la Convención de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, realizada en el Sheraton Hotel & Casino del Distrito de Convenciones de San Juan.