Andrew Cuomo

En Ponce, el gobernador Andrew Cuomo se reunió con la alcaldesa María “Mayita” Meléndez (al centro) y visitó a los refugiados.

GUAYANILLA — El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, visitó la Isla para ver de primera mano el daño que han provocado los terremotos y réplicas que se han extendido desde el 28 de diciembre. Parte de su compromiso es que su estado ayudará a conseguir generadores portátiles que ayuden a subsanar la generación de la Central Costa Sur, en Guayanilla.

La primera parada de Cuomo fue precisamente en esa planta termoeléctrica de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). La corporación pública ha dicho que esta central no puede usarse por el daño que recibió luego de los terremotos y que tomará un año reparar estas instalaciones.

Daniel Hernández, director de generación de la AEE, explicó a Cuomo los daños a la planta, incluyendo el tanque de agua que quedó inutilizado. La entrada a la planta fue atropellada luego de que el portavoz de prensa, José Luis Blanco, dijera tener instrucciones “de arriba” de que se permitiría la entrada a la prensa de Estados Unidos y no a la de Puerto Rico, quienes fueron convocados al lugar por Cuomo. A insistencia de la prensa local y luego de varios minutos fue que se permitió la entrada a todos los periodistas.

El gobernador de Nueva York —donde reside una enorme comunidad con raíces boricuas— visitó también un sector en Guánica con varias casas afectadas y el refugio en la Escuela Vocacional Danilo Cordero, en Ponce. Allí, a pesar de ser un refugio, hay varias personas que han optado por colocar catres en el patio y dormir a la intemperie ante el miedo que producen los temblores que se sienten principalmente en la zona suroeste del País.

Según se supo, Cuomo ofrecerá hoy una conferencia de prensa con los detalles de la ayuda que enviará a Puerto Rico. Por lo pronto, se supo que Nueva York asistirá con el envío de personal y asistencia para solicitar las plantas generadoras móviles.

Recordó la ayuda que llegó desde ese estado luego del devastador azote del huracán María, principalmente para socorrer en la recuperación del sistema eléctrico.

“Queremos ver cómo usamos esta oportunidad para modernizar el sistema eléctrico. Vamos a hacer la inversión, la hemos estado haciendo luego de María. Vamos a tener una declaración de desastre tarde o temprano. Esperamos que sea pronto. Pero podemos usar esta oportunidad para reconstruir el sistema eléctrico”, expresó Cuomo, quien reiteró sus críticas a la forma en que el gobierno de Donald Trump ha manejado la emergencia.

“Creo que el gobierno federal no ha dado una atención rápida a Puerto Rico. El gobierno federal puede responder y eso no ha sucedido aquí. ¿Cómo haces que el presidente Trump reaccione? Yo no sé. No puedo hacer que se mueva por Nueva York, menos por Puerto Rico. Pero Nueva York va a estar ahí tratando de llenar ese vacío”, expresó.

Luego de ver las casas destrozadas en Guánica, Cuomo habló de ayudar con el proceso de inspecciones a las viviendas.

“Estas personas están traumatizadas. Hay personas de mi equipo que han estado aquí y sintieron los temblores y se movieron a dormir en sus carros. El sentido común les dice que se vayan a un lugar abierto. Hoy (ayer) vimos un sinnúmero de casas que colapsaron”, sentenció. “Como todavía están sintiendo los temblores, tienen miedo y con razón. Podemos asegurar que vamos a estar ayudando”.

El alcalde de Guánica, Santos Seda, acompañó al gobernador neoyorquino en el recorrido y le reiteró que muchas personas no han visto sus casas colapsadas, pero deciden dormir a la intemperie por el miedo que tienen ante los temblores. Mencionó que incluso él está durmiendo fuera de su casa.

“Estoy muy esperanzado en que pueda ayudar a los puertorriqueños. Si no tenemos la ayuda federal, no vamos a salir de donde estamos. Necesitamos esa ayuda”, manifestó Seda. “Vamos a hacer todos los esfuerzos para recuperar la vida de los guaniqueños, que han sufrido tanto”, añadió.