María de Lourdes Santiago
María de Lourdes Santiago presentó un proyecto que propone derogar la reforma laboral. > Brandon Cruz González / EL VOCERO

El Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH) exhortó al Senado a que ordene más estudios económicos sobre el impacto de la Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral —conocida como la nueva reforma laboral— antes de impulsar cualquier enmienda o eliminación de la medida que se firmó bajo la administración de Ricardo Rosselló.

Esta reforma aumenta el tiempo probatorio y reduce el periodo de vacaciones a los empleados del sector privado.

El pedido de la agencia surgió ayer en la vista pública de la Comisión de Derechos Humanos y Asuntos Laborales del Senado, en la que evaluó el Proyecto del Senado 91 (PS91) y el Proyecto del Senado 123 (PS123).

El PS91, de la autoría de la senadora independentista María de Lourdes Santiago, propone derogar la reforma laboral y el PS123, de la autoría de los senadores del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Rafael Bernabe y Ana Irma Rivera Lassén, establecería la Ley para la Protección y Ampliación de los Derechos de los Trabajadores y Trabajadoras.

“Estamos completamente a favor de que se realicen cambios, pero entendemos que los mismos deben estar respaldados por estudios económicos que evalúen los efectos y que se llegue a consenso en diferentes sectores sobre los cambios a realizarse. Sabemos que, en cuanto a esto, necesitamos realizar cambios, pero necesitamos que todos los sectores lleguen más o menos a un consenso”, expresó Naomi Álamo, abogada del DTRH.

En su ponencia, la agencia expuso que el secretario del Trabajo, Carlos Rivera Santiago, “se encuentra inmerso en un proceso de diálogo y recolección de impresiones, sugerencias y experiencias de varios sectores —incluyendo el sindical y el sector privado— para propulsar cambios a la legislación laboral vigente y sugerir estudios económicos específicos”. Informan, además, que no emitirán expresiones o comentarios sobre las enmiendas específicas que impulsará la agencia para “evitar retrasar o afectar el trabajo que el DTRH ha realizado hasta el momento”.

A preguntas de EL VOCERO, Álamo explicó que no se trata de un grupo de trabajo conformado por diferentes sectores, sino que es una iniciativa independiente del secretario.

“El secretario personalmente se reúne con diferentes organizaciones de patronos y sindicatos a discutir sus inquietudes, y dentro de eso se discuten sus intereses e impresiones en cuanto a las enmiendas a la reforma laboral, pero es él en su carácter individual reunido con diferentes grupos”, detalló.

Comisión asesora

El DTRH sugirió la aprobación de una resolución concurrente para activar la Comisión Asesora sobre Legislación Laboral —adscrita a esa dependencia— que se creó mediante la Ley 118 de 2018.

Esa comisión está constituida por sindicatos, abogados, los presidentes legislativos y jefes de agencias. Una vez activa, tiene que atender la encomienda en un periodo de 18 meses.

La senadora Santiago considera que el periodo que solicitó el DTRH “es una prórroga bastante extensa”.

Mientras que Rivera Lassén se expresó insatisfecha con las respuestas que recibió de la agencia y advirtió que el secretario del Trabajo tiene un plazo de cinco días para enviar una ponencia y que no aceptaría “excusas” para no comparecer a una próxima vista.

“Necesitamos saber la posición del secretario, las enmiendas y lo que él entiende que debe ser, pero además de eso necesitamos saber con quiénes se está reuniendo y qué está haciendo”, expresó.

Las vistas públicas sobre la medida legislativa continuarán con la ponencia de uniones y entidades privadas que representan a patronos.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.