casas
Ante la triste realidad económica de miles de puertorriqueños tras los sismos registrados en la Isla, el representante popular José “Conny” Varela propuso una moratoria para evitar la ejecución de hipotecas tanto de hogares como de comercios. 
 
“Esta medida permite que los ciudadanos más vulnerables puedan evitar la ejecución de su residencia principal y es una oportunidad para que aquel deudor que, posterior a la otorgación del préstamo, sufra la pérdida de empleo, reducción de ingresos o pérdida de negocio pueda acogerse a este beneficio mientras reorganiza sus finanzas durante la crisis económica que atraviesa el país y que bien pudiera agravarse ante los embates de estos eventos naturales”, expresó el legislador.
 
Según se explicó la enmienda a la Ley 184-2012, también conocida como “Ley para Mediación Compulsoria y Preservación de tu Hogar en los procesos de Ejecuciones de Hipotecas de una Vivienda Principal”, busca que el deudor hipotecario que participe de un proceso de mediación compulsoria y que certifique haber tenido pérdidas económicas a consecuencia de temblores, terremotos, tormentas, huracanes o cualquier otro evento atmosférico, tenga derecho a una moratoria del pago principal, los intereses, los cargos por mora y otras penalidades.
 
“Esto no significa que el acreedor perderá su derecho a ejecutar, sin embargo, deberá presentar alternativas de modificación de hipoteca, tomando en consideración la pérdida económica sufrida por el deudor. Este beneficio de la mediación compulsoria también será ampliado a los préstamos comerciales en el que el acreedor posea un gravamen hipotecario sobre la residencia principal del deudor”, aclaró. 
 
El legislador popular expuso que “esta medida es otra muestra de solidaridad hacia los afectados por los movimientos telúricos en el área sur, al igual que con aquellos ciudadanos que están enfrentando la seria crisis económica que atraviesa el país, por lo que confía que la mayoría en la Cámara le de paso a esta legislación”.