estadidad
Desde la izquierda; el gobernador Pedro Pierluisi, la comisionada residente Jenniffer González y el congresista demócrata Darren Soto.> Suministrada

 

 
 

La comisionada residente Jenniffer González y varios congresistas presentaron ayer en las afueras del capitolio federal en Washington, un proyecto de ley bipartita que cuenta con 51 coauspiciadores y que impulsa que Puerto Rico sea anexado a Estados Unidos.

“Hoy (ayer) es un día histórico. Los puertorriqueños estamos celebrando la ciudadanía americana que ha sido de segunda clase por 104 años. Un día como hoy (ayer) el presidente Woodrow Wilson aprobó esa ciudadanía americana de segunda clase, que ahora busca ser de primera clase con la estadidad como mecanismo de opción que nos permite movernos de la pobreza extrema a oportunidades de desarrollo económico para nuestra gente”, expresó la comisionada residente.

“Y si podemos mejorar nuestra economía con las oportunidades que se le otorgan a los estados, estoy segura de que Puerto Rico va a ser un estado rico en oportunidades económicas”, subrayó.

Sobre el proyecto

El proyecto de Acta de Admisión establece que el presidente de Estados Unidos deberá notificar al gobernador de la Isla cuando el proyecto haya sido convertido en ley.

Luego el gobernador —en este caso Pedro Pierluisi— deberá llamar a elecciones para que los electores ratifiquen el deseo de que Puerto Rico sea admitido como estado.

En el referéndum se preguntará si la Isla debe ser admitida “inmediatamente” como estado de la Unión.

De ganar el “sí”, el presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), deberá certificar el resultado y enviarlo al gobernador. El primer ejecutivo de la Isla tendrá un término de diez días para comunicar el resultado al presidente estadounidense y a los líderes de la Cámara y el Senado federal.

El presidente de Estados Unidos, en este caso Joe Biden, tendrá que emitir una proclama declarando la certificación del resultado y la fecha en que Puerto Rico deberá ser admitido como estado. La fecha no puede ser luego de 12 meses de la certificación del resultado por parte de la CEE.

De prevalecer el “no” en el referéndum, la Ley para la Admisión de Puerto Rico dejará de ser efectiva porque se habría rechazado la anexión.

El estatuto requiere que el gobernador convoque una elección para escoger a los nuevos representantes de Puerto Rico a la Cámara y al Senado federal, que podría ser el mismo día del voto de ratificación.

Esto debe hacerse luego de la certificación de la elección para la delegación congresional, pero no más tarde de 12 meses luego de la certificación del voto de ratificación.

La medida sería atendida por el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes federal, que preside el demócrata Raúl Grijalva.

En el Senado, el proyecto sería sometido por el demócrata por Nuevo México, Martin Heinrich, informó González.

En la presentación, la funcionaria estuvo acompañada por los representantes demócratas Darren Soto, Stephanie Murphy, la representante republicana de Florida y experiodista María Elvira Salazar, el representante republicano de Alaska, Don Young y el gobernador Pierluisi, entre otros funcionarios.

El pasado plebiscito

González puntualizó que en el plebiscito celebrado en la Isla el pasado 3 de noviembre la estadidad obtuvo el 52.5% de los votos.

“Para aquellos que hablan de que 52.5% no es suficiente, les recuerdo que en el pasado han habido territorios que se convirtieron en un estado, que sacaron menos que este por ciento y fueron admitidos como estado en el Congreso de Estados Unidos. La Constitución no requiere un por ciento para ser admitido como estado”, apuntó.

Mientras, Pierluisi expresó que el proyecto ha tenido un buen comienzo y auguró que va a tener la atención del Congreso.

“Estoy seguro que esta medida bajará al hemiciclo y va a tener una vista pública en la Comisión de Recursos Naturales y cuando llegue al hemiciclo cameral federal va a tener un voto mayoritario a su favor y de igual manera hoy, ver al senador Martin Heinrich —que va a llevar esta lucha al Senado— significa mucho y sabemos que en el Senado va a tener el apoyo bipartita”, afirmó Pierluisi.

Sobre el respaldo de otros senadores a la legislación, González respondió que conversa con republicanos y demócratas para que presenten un proyecto similar en la cámara alta.

Indicó que los senadores republicanos Marco Rubio y Rick Scott, de Florida, siempre han favorecido la estadidad para la Isla. “Habrá que esperar a la radicación del proyecto de Heinrich”, agregó la comisionada residente.

A preguntas de la prensa sobre el hecho de que la mayoría del pueblo no habla inglés, Pierluisi respondió que el “asunto del inglés no debe ser un obstáculo para que Puerto Rico se convierta en un estado…cada vez vemos a más puertorriqueños hablando inglés y los niños y jóvenes cada vez más dominan el inglés. Es un asunto viejo. Se están argumentando asuntos que deben quedar en el pasado”.

Mientras que Soto señaló que el Congreso tiene que reconocer el voto por la estadidad del pasado 3 de noviembre.

“Debemos reconocer que la mayoría pidió la estadidad y respetar eso. Así que estamos actuando. Estamos radicando el Acta de Admisión de Puerto Rico como estado. Se establece un marco para la admisión, incluyendo una proclamación presencial una vez se apruebe, un voto de ratificación, la elección de representantes y senadores y la continuidad de las leyes, el gobierno y sus obligaciones”, sostuvo Soto.

Entretanto, Young indicó que su estado —Alaska— pasó por un proceso similar de admisión y que en su momento tuvo la oposición de varios sectores. “Tenemos que lograr esto. Es bueno para Puerto Rico, para Estados Unidos y es bueno para esta gran nación que todos seamos iguales”, señaló.