Jesús González Cruz
Se debate la designación de Jesús González Cruz como secretario interino del Departamento de Educación. >Archivo/EL VOCERO

La pugna política y de interpretación legal entre el presidente del Senado, José Luis Dalmau, y el gobernador Pedro Pierluisi por el nombramiento de Jesús González Cruz como secretario interino del Departamento de Educación (DE) mantiene vacía la dirección de la agencia a semanas de terminar el año escolar.

Dalmau aseguró que el secretario interino no podrá ejercer sus funciones hasta que el Senado pase juicio sobre el nombramiento conforme a lo establecido en el Código Político de 1902. Mientras que Pierluisi acusó al líder senatorial de intentar paralizar el interinato de González Cruz, y trajo interpretaciones distintas sobre lo que establece el estatuto vigente.

“Tiene que recibir el aval del Senado para poder entrar a sus funciones. Hay varios precedentes sobre eso. Lo hubo con Ana Ríus (exsecretaria de Salud) y con Julia Keleher (exsecretaria de Educación). De hecho, quien levantó ese argumento de que esos nombramientos en interinato tienen que pasar por aquí fue el exsenador Larry Seilhamer, y así fue que se aprobó una resolución autorizándole el interinato”, expresó Dalmau al concluir una vista pública de la Comisión de Nombramientos en el Capitolio.

Señaló que La Fortaleza no había notificado al Senado sobre el nombramiento del secretario interino, pero advirtió que advendrán en conocimiento y actuarán sobre el mismo. Sin embargo, Dalmau no fue categórico cuando se le preguntó si durante la sesión de hoy bajarían a votación una resolución para aprobar o rechazar el interinato de González Cruz.

“Pero tenemos que proceder inmediatamente”, aseveró el líder senatorial.

Señaló que se reuniría ayer con sus asesores y con los portavoces de todos los partidos para decidir cuándo actuaría sobre esta controversia. “Luego de reunirme con los senadores de mi delegación, se tomará la decisión”, afirmó.

Dalmau, no obstante, indicó que él o cualquier senador podría radicar la resolución en cualquier momento.

El cuatrienio pasado se desató una controversia luego de la salida de Keleher como secretaria de Educación. En ese entonces, el entonces gobernador Ricardo Rosselló nominó a Eleuterio Álamo como secretario interino del DE, lo que desató que el entonces presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, catalogara de “ilegal” la manera en que el Ejecutivo lo había nombrado.

Posteriormente, Álamo pidió a Rosselló que retirara su nombramiento y se procedió a designar a Eligio Hernández Pérez, quien se mantuvo en el cargo hasta finales del pasado cuatrienio.

En declaraciones escritas, Pierluisi arremetió ayer contra Dalmau y le pidió que reconsidere su posición. Además, informó que continúa realizando entrevistas a diferentes candidatos a la jefatura de Educación para someter un nombramiento en propiedad al Senado.

“Me parece inconcebible que el presidente del Senado pretenda paralizar un interinato en el DE durante un corto tiempo en lo que someto al Senado un candidato para la secretaría de Educación. Espero que el presidente del Senado reconsidere su posición en aras de garantizar la continuidad de los servicios del DE, cuya misión tiene la más alta prioridad”, manifestó el gobernador.

Pierluisi optó por el interinato de González Cruz y no por el subsecretario de Educación y excomisionado electoral del Partido Nuevo Progresista (PNP), Héctor Joaquín Sánchez.

Dos posiciones

Según ha trascendido, el Código Político plantea dos escenarios en el caso de una vacante como la de Educación y está sujeto a diversas interpretaciones. El artículo 172 dispone que “en caso de muerte, renuncia o separación del jefe de algún departamento, oficina o negociado del gobierno estatal, o la ausencia temporal de este, el auxiliar o delegado del respectivo departamento, siempre que la ley no dispusiere en contrario, ejercerá el cargo de dicho jefe, mientras se nombre e instale el respectivo sucesor o cese dicha incapacidad o ausencia”.

José Luis Dalmau
El presidente del Senado, José Luis Dalmau, dijo que el designado en Educación tiene que recibir el aval de los senadores para poder ejercer como interino. >Brandon Cruz / EL VOCERO

La interpretación de Pierluisi es que ese artículo aplica a menos que medie una ley que establezca el proceso de sucesión, y la reforma educativa de 2018 no estipula un orden de sucesión.

Mientras, el artículo 173 del Código Político establece que en caso de que el jefe de agencia o delegado de algún departamento no pudiera desempeñar sus obligaciones “a causa de muerte, renuncia, separación, incapacidad o ausencia temporal, incumbirá el gobernador, a su arbitrio y con la aprobación del Senado, disponer que el jefe de cualquier departamento […] desempeñe las obligaciones del cargo mientras se nombre el respectivo sucesor, o cese dicha incapacidad o ausencia temporal”.

Para Kenneth McClintock, profesor y expresidente del Senado por el PNP, la interpretación válida es la de Pierluisi. “La tradición ha sido que en la inmensa mayoría de los casos no se sigue ese procedimiento (el de consejo del Senado bajo el Código Político). Hay también la teoría de que los cargos ejecutivos nunca están vacantes”, manifestó McClintock a EL VOCERO.

Opinó que es muy poco probable que en el sistema de trámite legislativo aparezca una resolución de años atrás para avalar a una persona a una posición interina.

“Me parece que es un planteamiento que se hace cuando el gobernador no tiene mayoría en el Senado. Entonces un cuerpo legislativo solamente reclama ese derecho cuando políticamente le conviene. Pues quiere decir que no es tradicional que eso se haga”, agregó.

El perfil del designado

La senadora popular por el distrito de Arecibo, Elizabeth Rosa, opinó que Pierluisi “erró” en designar a González Cruz de manera interina y defendió que tenga que recibir el aval del Senado. “Peor aun, la Asamblea Legislativa, en especial el Senado, advino en conocimiento de la designación a través de los medios de comunicación del País ya que hasta el momento se carece de una notificación formal”, recriminó.

Sostuvo que González Cruz fue la mano derecha del hoy exalcalde de Arecibo, Carlos Molina y se desempeñó como vicealcalde de ese municipio. “Tenemos que fomentar la despolitización de la agencia. Sin embargo, este interinato demuestra que el departamento cada día se aleja más de atender esa necesidad”, afirmó Rosa.

El funcionario también fue administrador de Corrección y secretario de Corrección y Rehabilitación.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, expresó que el nombramiento la tomó por sorpresa ya que el perfil del designado no es el de una persona que se destaca por ser del área de educación.

“Mientras esté en el puesto tomará decisiones que impactarán la agencia no solamente en el área administrativa, sino en áreas docentes, de currículos y contrataciones. Todas son de impacto en un departamento que está en el ojo público por los escándalos de secretarios anteriores”, sostuvo.

Los portavoces del PNP en el Senado no reaccionaron ayer a la controversia. Se desconoce si presentarán una resolución para avalar el nombramiento de González Cruz como secretario interino de Educación.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.