Héctor Martínez

Héctor Martínez fue elegido como senador del PNP en noviembre del año pasado.

El senador del Partido Nuevo Progresista (PNP), Héctor Martínez Maldonado, anunció hoy la radicación de una medida que le hace justicia a los veteranos en estos tiempos difíciles tras los terremotos de enero viabilizando un marcado aumento en los subsidios máximos otorgados a estos héroes acogidos a los sistemas domiciliarios y de cuidado de enfermería, respectivamente.

Se trata del Proyecto del Senado 1460, el cual también aumenta el monto anual de las obligaciones en que la Oficina del Procurador del Veterano incurrirá para cumplir con las disposiciones de la referida ley.

La medida aumenta de $400 a $600 el subsidio máximo a otorgarse en el caso de los veteranos acogidos al sistema domiciliario. Por otra parte, se pagará hasta $800 por el servicio de cuidado de enfermería. Antes eran unos $600.

“La implementación de la Ley 313 se ha visto trastocada, entre otras cosas, debido al incremento en los costos de los servicios relacionados con su sistema domiciliario y de cuidado de enfermería. Asimismo, el programa se ha visto afectado por un gran incremento en la cantidad de participantes o beneficiarios desde la aprobación de la Ley 313. Estos factores, definitivamente menoscaban el buen funcionamiento del programa. Además, afectan los servicios que se les brindan a los veteranos puertorriqueños que dependen o necesitan del mismo”, comentó el senador, en comunicado de prensa.

La Ley 313-2000, mejor conocida como el Programa de Subsidio de Arrendamiento para Vivienda a los Veteranos Puertorriqueños, creó una plataforma para subsidiar el pago mensual del arrendamiento de la vivienda establecida al amparo de la Ley Pública 88-450 de 19 de agosto de 1964 (Nursing Home Care) a todo veterano y su cónyuge o cónyuge supérstite de un veterano. Con la aprobación de esta ley, el gobierno, en colaboración y con el gobierno federal, establecieron una ayuda adicional a los veteranos puertorriqueños para sus necesidades de vivienda.

Bajo dicho programa, los veteranos puertorriqueños podrían cualificar para un subsidio que consistirá en reducir su pago mensual de arrendamiento, dependiendo del ingreso mensual del veterano. Para la concesión de tales subsidios, la Ley 313, creó un fondo especial, y a su vez, delegó a la Oficina del Procurador del Veterano, la responsabilidad de incurrir anualmente en obligaciones hasta el límite de $1,600,000, para el cumplimiento de los propósitos de dicha ley.

“Estamos comprometido con la política pública del gobierno de Puerto Rico de proteger y velar por el bienestar y los derechos de los veteranos puertorriqueños, servidores que siempre han defendido sacrificada y valientemente los postulados de la democracia y libertad. Por eso radicamos esta medida la cual viene hacerle justicia a nuestros héroes, nuestros veteranos”, añadió Martínez Maldonado.