Lourdes Ramos

Lourdes Ramos, vicepresidenta de la Cámara.

La vicepresidenta de la Cámara de Representantes, Lourdes Ramos, lamentó que el Negociado Federal de Investigaciones (FBI), la Fiscalía federal, el Departamento de Justicia ni la Junta Federal de Control Fiscal hayan querido adjudicar responsabilidades en el escándalo que ella develó sobre la emisión ilegal de $3,000 millones en bonos que llevó a la quiebra al Sistema de Retiro del gobierno.

Ante la insistencia de la junta fiscal de promover un recorte en las pensiones de los jubilados en la próxima presentación del Plan de Ajuste Fiscal, Ramos cuestionó en declaraciones escritas porqué el ente federal tampoco ha ejercido su autoridad como organismo creado por el Congreso para llevar ante las autoridades a los responsables del desastre financiero que conectó los intereses de la empresa UBS con un gobernador, el entonces administrador del Sistema de Retiro, Juan Cancel Alegría, y otros altos funcionarios.

Muchas interrogantes

“¿Es que van a permitir que siga la impunidad en un delito de tanta magnitud?”, reclamó la legisladora.

Cuestionó por qué se pretende que sigan siendo los jubilados los que paguen los platos rotos y sufran las amargas consecuencias con la reducción en sus pensiones, cuando se sabe quiénes fueron los artífices, cómplices y responsables de este desfalco a los haberes de los servidores públicos.

Recordó que han pasado más de ocho años desde que ella culminó una investigación cameral con un voluminoso informe —un total de tres cajas de documentos que detallaron los procesos de 25 vistas públicas y ejecutivas— donde develó el esquema que llevó al colapso las pensiones de los jubilados del gobierno.

“¡Y siguen tan campantes los que llevaron a la quiebra a Retiro, mientras la junta (fiscal) intenta imponer sobre los hombros de hombres y mujeres cuyo único sustento es la pensión la carga de sufrir un atentado contra su calidad de vida!”, sostuvo.