vacunas
>Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

 

El primer grupo de trabajadores de la salud en ser vacunado en la Isla en diciembre recibió ayer la segunda dosis de la vacuna contra el Covid-19, en una jornada para la que se habilitaron más mesas de vacunación con el fin de evitar la aglomeración que caracterizó la primera jornada.

El ayudante general de la Guardia Nacional, José J. Reyes, explicó que aumentó la cantidad de mesas en el Coliseíto Pedrín Zorrilla, en San Juan, para garantizar que podían atender a todos los trabajadores de la salud que llegaron para su segunda dosis.

En horas de la mañana de ayer, la Guardia Nacional ya había vacunado a 900 personas de las 1,200 que recibieron la vacuna en diciembre. “(Ayer se cumplió) el día 28 del primer día que comenzamos aquí. Fue un día de grandes retos, con sobre 1,258 personas. Ahora establecimos muchas estaciones de vacunación y fue una de las cosas que cambiamos. Teníamos 16 estaciones y ahora tenemos 28”, expresó Reyes. “También, al flujo dentro de la facilidad y el estacionamiento les hicimos modificaciones”, añadió.

El primer día de vacunación masiva en el Pedrín Zorrilla fue un dolor de cabeza para cientos de trabajadores de la salud que llegaron allí para encontrar filas kilométricas y que las dosis no alcanzaban para todos. Al presente, la Guardia Nacional vacuna en 14 centros alrededor de la Isla. El martes comenzaron la vacunación de los maestros de las escuelas públicas y privadas.

Ayer también se retomó la vacunación en los centros de cuido prolongado. Personal de farmacias privadas acudió a vacunar a los envejecientes que residen en estos centros.

Reyes indicó que esperaba ayer a todos los que se vacunaron en diciembre.

“Estas vacunas se tienen que utilizar para segundas dosis. Sacamos las vacunas según se va moviendo el día y ahí es que vamos abriendo. Si hay alguna persona, se utiliza, pero tenemos los lotes separados”, afirmó Reyes. “Tenemos la contabilidad de la gente en el parking y sabemos cuántas vacunas vamos a usar. Pero tenemos que mantener la integridad del lote”, apuntó.

Sobre los militares puertorriqueños que fueron enviados a prestar vigilancia durante la jura de Joe Biden como presidente de Estados Unidos, el jefe militar informó que fueron asignados a “varias misiones”. “Están destacados en la Avenida New York, que es la avenida donde están las embajadas de otros países y están en un centro de cotejo bien cerca de donde está la tarima”, sostuvo.

La juramentación de Biden se dio ayer bajo estrictas medidas de seguridad luego de que el pasado 6 de enero un grupo de manifestantes extremistas intentara paralizar la certificación de Biden como presidente en el Capitolio federal.