Juan Carlos Blanco
Juan Carlos Blanco, director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto. >Suministrada

Aunque anunció un presupuesto mayor al gasto recomendado por la Junta de Control Fiscal, el primer borrador del gobernador Pedro Pierluisi incluye recortes significativos en agencias importantes del gobierno.

Los departamentos de Salud, Educación, Seguridad Pública y la Asamblea Legislativa deberán operar con recortes en algunas áreas durante el nuevo año fiscal, si prospera el presupuesto propuesto por el gobierno.

El director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), Juan Carlos Blanco, explicó a EL VOCERO que construyeron el presupuesto sobre el presentado por la junta en noviembre de 2020.

“Esos números venían con unos recortes que hizo la junta de acuerdo a las proyecciones de los ingresos y gastos. Lo que hemos hecho es que hemos construido sobre esos totales y hemos añadido de acuerdo a las prioridades”, expresó Blanco.

En medio de la pandemia de Covid-19, uno de los recortes más grandes es al presupuesto del Departamento de Salud. Esta agencia operó en 2020-2021 con un presupuesto de $546 millones. El presupuesto solicitado para el próximo año fiscal es de $373 millones, lo que significa un recorte de más de $173 millones, cerca de 32% menos.

En el caso de Educación —uno de los presupuestos más grandes del gobierno— el recorte será de 6%. Para el año en curso que termina el 30 de junio, el presupuesto de esta agencia fue de $2,495 millones. Para este año que comienza el 1ro de julio, el presupuesto propuesto es de $2,354 millones, lo que refleja $141 millones menos.

grafica de recortes

En el caso del Departamento de Seguridad Pública (DSP) —que en 2020 se convirtió en una sombrilla a cargo de cinco negociados— el presupuesto vigente es de $1,273 millones. Cuando se aprobó este presupuesto, se informó que parte del dinero iría a manejar la fusión de todas las agencias.

Sin embargo, el presupuesto propuesto para el DSP es de $1,204 millones, lo que implica una reducción de $68 millones. En el presupuesto vigente se había asignado fondos para el pago de horas extra que ya fueron cubiertas y es dinero que ahora no está incluido en el nuevo presupuesto.

En cuanto a la Asamblea Legislativa —que ha enfrentado recortes presupuestarios en los pasados años— el que está vigente es de $95 millones mientras que a partir de julio sería de $84 millones, para una diferencia de $11 millones. Esta reducción presupuestaria ha sido impulsada y defendida desde la junta fiscal.

Crecen las partidas para contratación de personal

Blanco mencionó que una de las prioridades del gobernador es revisar las escalas salariales, lo que implicará también cambios en el presupuesto, y por ello en ciertas áreas se refleja un aumento.

“El englobado de nómina es mayor porque tenemos varios proyectos que están dirigidos a hacer unas revisiones en las escalas salariales”, sostuvo.

El presupuesto final se presentará en mayo. Antes de ser final, debe ser aprobado por la Asamblea Legislativa y por la junta, que tienen la última palabra sobre la forma en que gastarán los fondos del País.

El miércoles, Pierluisi presentó un presupuesto con $698 millones adicionales al propuesto por la junta.

“Estamos trabajando sobre el presupuesto que nos presentó la junta. En los próximos meses, algunas variables bien importantes pueden tener un impacto grande y el gobernador lo ha discutido. Asuntos como Medicare, que contemplan $1,600 millones del fondo general cuando el año en curso tiene $300 millones”, afirmó Blanco.

“Mientras estas variables se vayan aclarando —igual que el proceso de mediación— vamos a tener una información más precisa de los recursos con los que vamos a estar contando y poder retomar estos temas sobre la distribución de las distintas agencias”.