AEP, Autoridad de Edificios Publicos, Gobierno, Andres Rivera Martinez
Rivera Martínez (a la der.) trabajó durante 27 años en la AEP. >Josian E. Bruno Gómez / EL VOCERO

El director ejecutivo de la Autoridad de Edificios Públicos (AEP), Andrés Rivera Martínez, presentó su carta de renuncia ante el gobernador Pedro Pierluisi. 

"El señor Andrés Rivera presentó su carta de renuncia ante la junta efectiva en el día de hoy. El señor Rivera continuará aportando desde otras áreas. En los próximos días se anunciará quien estará dirigiendo la Autoridad de Edificios Públicos", confirmó la secretaria de prensa de La Fortaleza, Sheila Angleró, en declaraciones escritas.

Este medio intentó contactar a Rivera Martínez para entrevista, pero al momento de esta reunión no fue posible. Angleró negó que Rivera haya sido despedido de su puesto como trascendió públicamente. 

Sin embargo, este medio tuvo acceso a la carta de renuncia de Rivera Martínez entregada hace dos días a Pierluisi, pero que que se hizo efectiva hoy. En la misma, este repasó sus logros en la AEP y mencionó que "se ve precisado" a dimitir. 

"Sin lugar a dudas, estos pasados ocho meses han sido un crecimiento profesional y persona. Sin embargo, muy a pesar, me veo precisado a presentar mi renuncia al cargo de director ejecutivo para regresar a mi puesto de carrera como administrador de edificios. Por tal razón, es importante informarle que a partir del 15 de septiembre de 2021 cesaré de ocupar el cargo, poniéndolo a su disposición", expuso Rivera Martínez en el escrito. 

Además, el ahora exfuncionario se puso a disposición de Pierluisi por si "necesita algún tipo de ayuda". "En especial para llevar a cabo este proceso de transición de forma ordenada", señaló. 

Rivera Martínez trabajó en la AEP durante 27 años y describió que ocupar la posición de director ejecutivo fue "un sueño" de aspirar a darlo todo por la corporación. Resaltó, sin embargo, la crítica situación de esa entidad que agrupa 780 propiedades. 

"La AEP, siendo titular de sobre 780 propiedades, no cuenta con una verdadera división de propiedad; la administración de proyectos aún se lleva a cabo por tarjetas; la AEP se concentraba en incumplimiento craso en cuanto a la entrega de los estados financieros auditados; los servidores para el sistema de información datan de sobre 15 años, la flota vehicular totalmente abandonada sin un adecuado plan de sustitución de unidades; entre otros asuntos. Especialmente, había un total abandono a todos sus inquilinos, especialmente a nuestro principal inquilino, el Departamento de Educación", añadió Rivera Martínez.

Gerente de Asignaciones