20190717132538_5J7A6844.JPG

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Johnny Méndez Núñez, viaja hoy hacia Washington para sostener una serie de reuniones en la Casa Blanca y el Congreso como parte de las gestiones para acelerar el desembolso de fondos federales asignados a Puerto Rico para la reconstrucción después del impacto del huracán María en septiembre de 2017.

Al mismo tiempo, el presidente de la Cámara aseguró que se propone impulsar la admisión de Puerto Rico como estado.

“La visita de esta semana se centra en la necesidad de reconocer que la Isla tiene un gobierno estable, transparente y efectivo; ese mensaje es muy importante”, dijo Méndez Núñez en un tácito reconocimiento de la falta de los desaciertos de la administración de Ricardo Rosselló Nevares.

Acompañarán al presidente de la Cámara los representantes José Aponte Hernández, José “Quiquito” Meléndez Ortiz, Jackeline Rodríguez Hernández y Antonio Soto Torres, además de legisladores de la minoría parlamentaria que no fueron identificados.

“También vamos a solicitar que se agilice el desembolso de los fondos asignados para la reconstrucción después de María. Esos recursos, alrededor de 42,000 millones de dólares, tienen que ser distribuidos ya”, dijo Méndez Núñez.

Agregó que ese dinero es para la reconstrucción de sobre 20 mil hogares, para rehabilitar carreteras y puentes, así como para reconstruir instalaciones médicas y portuarias.

“Para mí, lo más importante es dejar claro a los funcionarios del ejecutivo federal, al igual que a los congresistas, que la admisión de Puerto Rico es el único camino para asegurar, entre muchas otras cosas, trato igual en el desembolso de fondos federales asociados a desastres, trato igual en reembolsos para Medicaid y trato igual en fondos para vivienda, entre otros”, expresó el presidente de la Cámara.

Méndez Núñez dijo que “el génesis de algunos comentarios sobre Puerto Rico por parte de funcionarios federales es la desigualdad de poderes, porque somos colonia y no tenemos representación en el Congreso. Si fuéramos un estado, como ha pedido el pueblo en las urnas, libre y democráticamente, todo fuera diferente, los fondos llegarían inmediatamente, los comentarios fueran a favor de todo; el problema mayor es la colonia y eso es lo que tenemos que solucionar”.