Ricardo Rosselló

El exgobernador Ricardo Rosselló Nevares. 

La vida política de Ricardo Rosselló Nevares estuvo marcada por los precedentes. Fue el primer hijo de un gobernador de Puerto Rico en ser electo al cargo, así como el primero en la historia en renunciar.

Una figura conocida debido a los dos mandatos de su padre, Pedro Rosselló González (1993-2001), no fue hasta 2012 que ingresó formalmente al espectro político a través del grupo de acción política Boricua ¡Ahora es!, que promovía la estadidad. Un año más tarde, comenzó a forjar el llamado Plan para Puerto Rico, que sería su punta de lanza tanto en las primarias del Partido Nuevo Progresista (PNP) frente a Pedro Pierluisi, como en los comicios electorales de 2016, en los que se impuso con 660,510 votos, equivalentes al 41.80% del electorado.

El 2 de enero de 2017, el doctor en ingeniería biomédica de la Universidad de Michigan, juramentó como el duodécimo gobernador de Puerto Rico y prometió, además, “ser el último” bajo el estatus colonial.

La declaración de quiebra del gobierno de la Isla tras la ley federal Promesa, así como el antagonismo con la Junta de Control Fiscal, marcaron el primer año de su mandato.

El azote de los huracanes Irma y María en septiembre de 2017 y el posterior manejo de la crisis —incluida la dilación en el restablecimiento de los servicios básicos de energía eléctrica y agua potable— comenzaron a ser eje de cuestionamiento público. La supuesta distribución de suministros con consideraciones político-partidistas y la llegada al panorama de la empresa Whitefish Energy —una compañía hasta entonces desconocida, del estado de Montana, a la que se le concedió un contrato de $300 millones para trabajar en la reparación de la red eléctrica de la Isla— comenzaron a levantar cuestionamientos sobre el carácter administrativo y decisional del mandatario. Hubo sectores en la Isla que estuvieron más de un año sin los servicios básicos.

La cifra de muertos debido al siniestro —que el gobierno había fijado en 64— fue objeto de críticas y terminó siendo de 4,645 fallecidos, según un estudio realizado por la Universidad de Harvard y dado a conocer en mayo de 2018.

Sin embargo, las mayores objeciones a su mandato llegarían el próximo verano, el de 2019.

A los arrestos federales de Ángela Dávila, exdirectora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud y de Julia Keleher, exsecretaria del Departamento de Educación, siguieron las declaraciones del entonces secretario de la Gobernación y exsecretario de Hacienda, Raúl Maldonado Gautier, denunciando la existencia de una “mafia institucional” en Hacienda. Rosselló lo destituyó, desatando por parte del hijo de Maldonado Gautier, Raúl Maldonado Nieves, una serie de acusaciones que encontrarían validación posteriormente en la divulgación de un chat en la plataforma Telegram.

El 9 de julio de 2019, se dieron a conocer las primeras páginas del chat, en el que el primer ejecutivo y 11 de sus colaboradores cercanos hacían mofa de sectores de la sociedad e incluso de los cadáveres acumulados en Ciencias Forenses y la pobreza.

Rosselló se encontraba de vacaciones con su familia en Europa, pero se vio precisado a regresar. A su llegada el 11 de julio, fue recibido con la primera protesta de una jornada que se extendería por 15 días y que incidiría en la conclusión de su mandato. En conferencia de prensa, pidió perdón por el contenido revelado en la aplicación de mensajería. Pero no fue suficiente.

El 13 de julio, el Centro de Periodismo Investigativo publicó 889 páginas, que sirvieron de gasolina para las manifestaciones, centradas en la Calle Fortaleza.

Las protestas se volvieron más multitudinarias y creativas: en motora, caballos, al son de cacerolazos o de reguetón frente a la Catedral. Figuras artísticas, sindicatos y miembros de la comunidad civil, comenzaron a liderar las convocatorias. La tensión entre los manifestantes y la Policía también iba en escalada.

El 21 de julio, Rosselló renunció a su aspiración a la reelección, así como a la presidencia del PNP. Al día siguiente, se registró en el Expreso Las Américas una de las manifestaciones más grandes en la historia de la Isla.

Ricky Renuncia

Miles se congregaron en el expreso Las Américas pidiendo la renuncia del mandatario. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Con protestas incesantes y un proceso de residenciamiento en la Cámara de Representantes, el 24 de julio, casi al filo de la medianoche, Rosselló dio a conocer a través de un vídeo pregrabado su renuncia al cargo, efectiva el 2 de agosto, a dos años y seis meses de iniciarlo.

Su decisión marcó el inicio de un debate constitucional. A la vacante dejada por Luis Rivera Marín, secretario de Estado y quien también participaba en el chat, Rosselló nombró al excomisionado residente Pedro Pierluisi. Aunque logró confirmación de la Cámara, no así del Senado. El 2 de agosto, Pierluisi juramentó como gobernador. Entonces, Thomas Rivera Schatz, presidente del Senado, acudió al Tribunal Supremo para mediar la controversia. El 7 de agosto, con la decisión del Supremo a favor, Wanda Vázquez, secretaria de Justicia, juramentó como gobernadora según el orden constitucional.

Rosselló, de 41 años, se ha mantenido alejado de la opinión pública y se radicó junto a su esposa y sus hijos en Estados Unidos.

Editora de ESCENARIO. Graduada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico. Cuenta con más 15 años de experiencia.