Thomas Rivera Schatz y Carlos Johnny Mendez

En la foto Carlos Johnny Méndez y Thomas Rivera Schatz. 

A meses de que iniciara el debate en la Legislatura por el controversial contrato entre la empresa LUMA Energy y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para operar el sistema eléctrico, el liderato legislativo del Partido Nuevo Progresista (PNP) salió a cuestionar el proceso que dirigió la Oficina de Administración y Transformación de los Recursos Humanos (Oatrh) y otros componentes del Ejecutivo para transferir a los trabajadores de energía eléctrica a otras agencias del gobierno.

Tras semanas de silencio con respecto a la movilidad de los empleados de la AEE, los portavoces de las delegaciones Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara y el Senado, Carlos “Johnny” Méndez y Thomas Rivera Schatz, cuestionaron hoy los procesos de movilización que dirigieron la Oarth y el director ejecutivo de la AEE, Efrén Paredes. Además pidieron al gobernador Pedro Pierluisi que considere estos procesos.

“Que no les guste cómo se están trasladando pues tienen un punto y estoy a favor de ellos en ese aspecto. No creo que se ha tomado la mejor determinación con relación a los lugares a donde se están transfiriendo a los empleados. En eso concurro con Thomas Rivera Schatz”, expresó Méndez en un aparte con periodistas en el Capitolio.

A preguntas de EL VOCERO sobre su reacción tardía a la polémica, Méndez respondió que “siempre lo he dicho”. “Lo que pasa es que yo no discuto todas mis posiciones públicamente. Las batallas yo las doy donde las tengo que discutir. En los lugares donde tengo que dar mis peleas yo las doy, y no es que esté acomodándome ahora”, dijo.

De hecho, la delegación del PNP en la Cámara acordó en caucus no ir por encima del veto que impartió el gobernador sobre una resolución conjunta que posponía hasta enero de 2022 la entrada de LUMA Energy. “Eso es un asunto con la junta fiscal y tenemos un ente fiscal impuesto por nuestras condiciones coloniales”, dijo Méndez.

“¿Si no se elige posponer la entrada de LUMA cuál es el mecanismo que se tiene disponible para subsanar los problemas que ha causado la movilización de empleados?”, preguntó EL VOCERO. “Eso es algo que nosotros llevamos dialogando no hoy ni ayer. Llevamos semanas hablando con el gobernador de que se tienen que revisar todas esas cartas de traslado y es un asunto que discutimos con el gobernador”, respondió Méndez.

Dijo que el proceso de traslado “no sé si es atropellado, pero fueron errores porque cómo vas a trasladar a un celador de línea a ser un distribuidor de alimentos en un hospital”. Apuntó por esos errores a “las personas que hicieron la carta”, que son Pares y la designada directora de Oatrh, Zahira Maldonado.

En dos publicaciones por Facebook, Rivera Schatz emplazó a Pierluisi a subsanar los “errores” cometidos en el traslado de empleados de AEE.

“La manera que se ha tratado a los trabajadores que decidieron quedarse en el gobierno porque no quieren trabajar para LUMA es un colosal error. ¡Se ve revanchista y abusivo! Quizás no sea la intención, pero así se ve. ¡Estamos a tiempo para subsanarlo y confío que ese es el ánimo del gobernador”, dijo.

El expresidente senatorial expuso que “enviar personal altamente especializado y técnico a prestar servicios totalmente inconsistentes con su preparación luce como un acoso discriminatorio y un cruel castigo sencillamente por no moverse a LUMA”.

Igualmente, Rivera Schatz pidió a todas las delegaciones legislativas discutir este tema y “frenar la secuela de errores”. “Atropellar a líderes gremiales no ayuda en nada a la búsqueda de soluciones. Es sencillamente, intentar apagar el fuego arrojando gasolina. Los trabajadores puertorriqueños no se arrodillan, luchan y luchan, esa es la historia”, expresó.

Hoy, precisamente, la designada directora Oatrh, Zahira Maldonado, confirmó que 600 de los 4,100 empleados de la AEE que recibieron cartas para ser movilizados a otras dependencias gubernamentales optaron por renunciar a sus puestos.

Maldonado, quien compareció hoy a una vista pública de la Comisión de Nombramientos del Senado, defendió el proceso para la movilización de trabajadores de la AEE, aunque reconoció que “ha sido difícil” y que tuvo errores.

“Esta labor ha sido difícil para los empleados de la AEE, pero este trabajo (de movilización) tomó requerimiento de información y se llevó a cabo un proceso. Hay un mandato de ley con el que teníamos que cumplir y lo cumplimos. El proceso no fue perfecto, pero nosotros atendiendo el mandato de comienzo de operaciones de LUMA hicimos toda la labor con los recursos disponibles y se procedió a notificar las más de 4,000 cartas”, dijo Maldonado.

Afirmó que la mayoría de los empleados de la AEE recibieron estas cartas porque la plantilla total la AEE se compone de 4,213 empleados, incluyendo a los puestos de confianza. Es decir, que alrededor de 3,500 trabajadores de la AEE permanecerían en el cargo

Señaló que luego de las cartas “muchas personas” han renunciado a los puestos, y anticipó que esto podría continuar ocurriendo.

“La información que tenemos a la semana pasada es que 600 personas han presentado su renuncia. Así que si restamos de 4,100 las 600 personas, pues más o menos ese es el número que tenemos hasta ahora y se pueden continuar dando renuncias”, detalló.

Igualmente, indicó que la Oatrh cometió errores en el proceso de movilización de empleados de la AEE, y alegó que “hay muchas cosas que se pueden subsanar en el camino”. “Reconozco que se cometieron errores en unos 141 casos y hemos recibido llamadas de los empleados de la AEE”, afirmó.

La semana pasada trascendió el testimonio de varios celadores de la AEE que pasaron a ocupar cargos de guardias de seguridad, enfermeros y hasta empleados de mantenimiento.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.