Alcaldesa de Salinas

La alcaldesa de Salinas, Karilyn Bonilla Colón, presentó ante la Legislatura Municipal el nuevo presupuesto operativo para el año fiscal 2020-2021 que que asciende a $9,657,519.14, logrado a pesar de la situación fiscal del país y de los recortes impuestos por la administración central y la Junta de Control Fiscal. El nuevo presupuesto no contempla despidos de servidores públicos ni reducción de servicios a la ciudadanía.

"Cuando asumí las riendas de la alcaldía de Salinas en enero de 2013, sabía que el mayor reto era la situación fiscal heredada. En aquel entonces, el déficit ascendía a $8.3 millones. Luego de mucho esfuerzo y responsabilidad, les informo que nuestros Estados Financieros al 30 de junio de 2019, reflejan por segundo año consecutivo un superávit, ascendente a $1.4 millones. Esto se ha logrado gracias a la sana administración que hemos aplicado desde el momento que tomamos las riendas de nuestro Municipio", expresó la alcaldesa.

Bonilla Colón recordó que para 2013, la deuda municipal era de $4,268,756.93, que incluía demandas por cobro de dinero y daños a empleados, deudas a suplidores y contratistas, al igual que deudas estatutarias como al Sistema de Retiro del ELA, planes de salud, Asociación de Empleados del ELA, Hacienda, Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, Rentas Internas Federal (IRS) y Departamento del Trabajo.

"Hoy le informo a nuestro pueblo que ya saldamos en su totalidad los $2,107,666.17 correspondientes a deudas estatutarias. Ahora, nuestros empleados pueden tener la confianza de que sus deducciones y beneficios están al día", añadió. También se saldó el $1,379,910.10 correspondiente a deudas de contratos y suplidores de los años fiscales 2008-2012. De igual manera, fue saldada la deuda de $733,257.14 correspondiente a sentencias y/o demandas y reclamaciones, siendo la mayoría por cobro de dinero.

Además, el municipio saldó en su totalidad la deuda con la Administración del Vertedero, que era de $1,040,020.00. La misma correspondía a servicios que brindaron al Municipio por concepto de recogido de desperdicios sólidos para finales de los años 1990 y principios del 2000. "Este acuerdo de pago se hacía mediante descuento a nuestras regalías, por lo que para este próximo año fiscal, el 100% de la regalía contará como ingreso", explicó la alcaldesa.

"Este cuatrienio pasará a la historia de Puerto Rico como uno donde se puso a prueba la importancia de los municipios. Vivimos el huracán María, los terremotos de enero de este año, la pandemia del Covid-19 y más de $350 millones en recortes que han padecido los 78 municipios de Puerto Rico. Han sido tiempos en donde la sana administración pública y la gobernanza participativa continuarán contribuyendo a enfrentar con mucha responsabilidad los desafíos que se presentan", finalizó la también exdirectora de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD, ahora Negociado).