Rafael "Tatito" Hernández
>Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

 

 
 

El designado secretario del Departamento de Salud (DS), Carlos Mellado, no favorece que se comience un proceso de vacunación contra el Covid-19 para todos los legisladores y el personal de la Cámara de Representantes, tal y como lo solicitó en una misiva el presidente del cuerpo legislativo, Rafael “Tatito” Hernández, al gobernador Pedro Pierluisi.

“Mi postura es 65 (años) o más. Si en el Capitolio hay pacientes mayores de 65 años con mucho gusto nosotros los ayudamos a poner (la vacuna). En estos momentos, 65 o más. Si hay un legislador que tiene más de 65 años, se vacuna (contra el Covid-19)”, expresó Mellado a preguntas de EL VOCERO en las inmediaciones del estadio Hiram Bithorn, en Hato Rey.

El titular de Salud indicó que Hernández no se le ha acercado para hacerle la petición de vacunar a los legisladores y el personal de la Cámara.

“No me ha hecho ese pedido. Ciertamente nos comunicamos. Nosotros vamos a hacer esta misma actividad (de COVIveo) en el Capitolio y vamos a identificar pacientes que estén positivos y le vamos a dar tratamientos y si hay un paciente de 65 años se le vacunará, pero nosotros somos bien claros: 65 años o más”, enfatizó.

Mencionó que Salud no está ayudando a establecer el protocolo del Senado y la Cámara de Representantes para frenar los casos de Covid-19.

“En estos momentos no nos han dicho nada, pero en el DS —igual que la colaboración que hacemos con cualquier agencia del gobierno— nosotros lo vamos a hacer con ellos. Yo me comuniqué con el presidente de la Cámara y le ofrecí esta semana hacer una actividad de pruebas”, anunció.

A la pregunta de si hay o no un brote de Covid-19 en el Capitolio, Mellado respondió: “Eso es lo que ellos dicen. Yo no puedo hablar porque no tengo información, pero sí ha habido ciertamente unos casos y eso hay que trabajarlo. Hay que proteger a todo el mundo”.

El sábado trascendió que el presidente cameral había enviado la carta al gobernador en la que solicita a la “mayor brevedad posible” comenzar con un proceso ordenado de vacunación tanto para los empleados como para los representantes.

El proceso —según establece Hernández en la carta— debería comenzar con las personas mayores de 65 años y aquellos que presentan condiciones crónicas de salud.

Sin embargo, La Fortaleza ha expresado que la prioridad del gobierno en cuanto a vacunación sigue siendo la población mayor de 65 años.

Hernández presentó una orden administrativa que decreta un estado de emergencia en dicho cuerpo ante los contagios con Covid-19.

Informó que el propósito de esta acción es implantar procedimientos expeditos, establecer protocolos de acceso y operación de las dependencias y oficinas, y autorizar el decreto de un receso laboral en caso de ser necesario. Esta orden entrará en vigor a partir de hoy.

Precisamente, empleados de la Cámara van a acudir hoy al DS para realizarse la prueba de detección de Covid-19 tras reportarse la semana pasada el caso positivo de un empleado que obligó a que se tuviera que cancelar la sesión ordinaria.